-

Jugadores clave. España. Messi

Jugadores clave. España. Messi 3

 

Con 13 años llegó a Europa. Tras pasar por las categorías inferiores de Newell’s, Lionel Leo Messi aterrizó en Barcelona para hacer una prueba con el club azulgrana. Se le había detectado un problema de crecimiento y el caro tratamiento solo lo podía pagar un gran club. En una prueba, él tenía su balón, había muchísimos niños y no se atrevía a salir, pese a su descarada calidad. Cuando salió, Rexach y todos los asistentes del club a dicha prueba preguntaron atónitos por el padre de la criatura.

Que con el paso de los años, se ha convertido en bestia. Más de 50 goles esta temporada. Le vimos debutar muy joven. Y marcarle un golazo al Albacete, su primer tanto, con una vaselina propia de un próximo crack.

Comenzó a jugar en la banda, en la derecha, a regatear, a desbordar, a ser el más ágil, rápido y el que llevaba el balón como prolongación de la bota izquierda. Y se salió.

Guardiola lo llevó al centro del ataque. Un falso 9, y cada vez es más difícil disponer en el campo a los jugadores del Barça. Messi aparece por donde él quiere. Tiene libertad, sube, baja, abre, entra, triangula, dispara, conecta, y destroza al adversario. No puedes pararle. Tres balones de oro consecutivos para igualar a Platini. Y no llega a los 25 años.

En Argentina no ha hecho las mismas cosas. La selección era un caos táctico desde antes de Maradona, para serlo definitivamente en el Mundial 2010 con el Diego en el banquillo. Ahora es muy interesante saber lo que Sabella quiere de él. Que juegue libre, con el peso del partido para La Pulga, como se le apoda.  Argentina puede empezar a ser muy interesante. No le perdamos ojo.

También te puede interesar:   Helvetica, de Gary Hustwit en el auditorio del MACBA
También te puede interesar:   El Barcelona cumple ante el Xerez

En Rosario, ciudad natal de Messi, se han escrito historias legendarias de fútbol, como dan fe de ello César Luis Menotti, Marcelo Alberto Bielsa, Tomás Felipe el Trinche Carlovich o el propio Leo. Se respira fútbol por los cuatro costados.

Lo último...