-

Un gran empate, pero un mal juego

Un gran empate, pero un mal juego 3

El Barcelona ha conseguido sacar un empate muy importante en su visita a Alemania, y es que el conjunto de Guardiola no ha jugado muy bien, no ha tocado como siempre, pero como los campeones, han sacado un resultado muy bueno para el partido de vuelta en el Camp Nou.

Pep Guardiola decidió arriesgar poniendo a Xavi Hernández, a pesar que no estaba al 100%, mientras que Daniel Alves lo dejó en la grada, y la jugada no le salió muy bien, porque el segundo capitán se notó falto de ritmo y no llevó los tiempos del partido como siempre, aunque la figura de Sergio Busquets se engrandeció por el encuentro que ha hecho, incluso la afición local le pitó por hacer una simulación de una falta.

El Barcelona se encontró con un Stuttgart muy valiente, sobretodo por las bandas, porque Celozzi y Molinaro no paraban de subir cogiendo las espaldas de los defensores azulgranas, hasta el punto que Cacau marcó tras un buen remate de cabeza, después del gol el conjunto alemán se vino arriba e incluso pidió dos penaltis en el área, pero fue Messi quien pudo empatar en un buen lanzamiento.

En el segundo tiempo comenzó con un gol que tranquilizó los ánimos, porque Zlatan Ibrahimovic remató un rechace de Lehmann para empatar el partido, a partir de ese momento el empate se dio por bueno, aunque el sueco podía haber hecho un doblete, si Molinaro no hubiera sacado el balón bajo los palos.

También te puede interesar:   El Madrid no puede fallar
También te puede interesar:   Carlos Sastre, ¿cagón o precavido?

Lo último...