Si tu suerte económica ha dado un giro y te has olvidado definitivamente de facturas, deudas y colas del INEM, este es tu momento para hacer realidad un sueño que todas hemos pensado más de una vez en nuestra vida: vivir en un castillo o alquilarlo.

Existen muchas propiedades en todo el mundo y sobre todo en Europa que están al alcance de unos pocos afortunados, si tú eres una de esas personas, no lo pienses más y haz las maletas para renovar tu vivienda.

En países como Francia, España, Inglaterra o Austria ofrecen a personas adineradas la posibilidad de adquirir una de estas joyas arquitectónicas que harán realidad nuestro sueño de convertirnos en princesas viviendo en un castillo medieval o, al menos, disfrutar de unas vacaciones en un entorno poco habitual para el resto de la población debido a su elevado coste de renta y mantenimiento.

Estos edificios continúan con el mismo encanto que siglos atrás y algunos de ellos conservan su decorado como si de la Edad Media se tratara. Los puentes levadizos, mazmorras, rejas y entrada de carruajes como también enormes salones y aposentos reales decorados con tapices de la época, armaduras e instrumentos bélicos te transportarán a un mundo de reyes, princesas y príncipes encantados.

Recuerda que suelen ser casas bastante desorbitadas en tamaño lo que puede parecerte algo exagerado pero si tu bolsillo te lo permite holgadamente, no tengas envidia de los Beckham o personajes muy adinerados y prepara tus maletas para vivir la experiencia de convertirte en reina o princesa por un día o una temporada.

Fuente: el universal

También te puede interesar:   Benzema, una recuperación milagrosa