Pocas veces los empates han valido para tanto, porque el equipo de Paraguay se ha plantado en la final de la Copa América sin conocer la victoria, y es que su portero Justo Villar se está convirtiendo en el heroe de todas las eliminatorias, veremos si en la final tienen tanta suerte.

El partido de semifinales entre Venezuela y Paraguay no rompió ningún esquema, los dos equipos se metieron atrás y esperaron que un balón largo fuera enganchado por sus estrellas, y de hecho, los vinotintos estuvieron a punto de conseguirlo, pero el linier anuló el tanto por estar en fuera de juego. Además, el larguero tampoco ayudó en el remate y Rondón tampoco supo batir al portero paraguayo.

En la prórroga llegaron dos lanzamientos más al palo, una falta precisa de Arango, que fue el mejor del encuentro y otro de Miku, pero por desgracia para Venezuela, los palos no sirven de nada. Así que se llegó a la tanda de penaltis y Lucena no pudo engañar a Justo Villar.

También te puede interesar:   España no irá a la Copa América