El ciclista español del Katusha Joaquím Rodríguez ha conseguido ganar la etapa reina de la Dauphiné Liberé, el catalán saltó del grupo de cabeza cuando faltaban seis kilómetros y consiguió sacar veinte segundos a Robert Gesink, que aprovechó el trabajo de Kern para entrar a pocos segundos del español.

La etapa fue muy extraña, porque el grupo de cabeza se rompió muy lejos de la meta, el trabajo realizado por los hombres de Sky, permitió que nadie atacara al líder de la carrera, pero cuando el último desapareció comenzó el recital de Joaquím Rodríguez, que se intentó ir una vez, pero fue absorvido por el grupo, en ese momento Samuel Sánchez decía adiós a sus posibilidades de ganar la etapa.

Después de unos segundos, el kazajo Vinokourov lanzó un duro ataque, y cuando cogió unos metros de distancias Purito Rodríguez se fue para arriba, guardó la compañía del ciclista de Astana y se marchó en solitario. A partir de ese momento, seis kilómetros para la meta, el español marchó sólo mientras que Kern intentaba cazarle y hacerle el trabajo sucio a Wiggins, que fue el máximo beneficiado de la etapa, porque sacó tiempo a un Cadel Evans decepcionante.

También te puede interesar:   Menos mal que la FIA ha dado marcha atrás