La lucha por la presidencia del Athletic de Bilbao ha comenzado, y los futuros presidentes comienzan a pensar en los candidatos que pueden ocupar sus banquillos, y parece que el actual presidente Macua no quiere cambiar nada de en esta parcela del fútbol de San Mamés.

Joaquín Caparrós parece que es el hombre que seguirá llevando el proyecto del equipo bilbaíno, y es que después de no llegar a un fin las negociaciones con el Atlético de Madrid, el técnico andaluz quiere seguir un año más en el banquillo de San Mamés, donde ha dado muy buenos resultados y donde ha conseguido llevar al equipo a una final de la Copa del Rey y a dos participaciones de la UEFA.

El problema de Joaquín Caparrós es que una parte de las gradas de San Mamés no está contenta con el juego del equipo, creen que se puede disfrutar de más fútbol, por eso el contricante de Macua, el ex-jugador Urrutia no ha confirmado su técnico, entre otras cosas porque está pensando en reclutar a Ernesto Valverde para esta parcela, pero el ex-jugador rojiblanco no está por la labor de dejar el fútbol griego.

También te puede interesar:   Djukic puede elegir a cualquier jugador de la plantilla