Hasta el próximo domingo, está previsto que un temporal de frío invada la mayor parte de la península, lo que se traducirá en una importante bajada de las temperaturas, llegando a nevar en muchos puntos del país. Todos aquellos que vayan a coger su vehículo durante estos días, es importante que tomen ciertas precauciones para evitar todo tipo de problema

Conducir en condiciones desfavorables provocadas por el frío puede ser un desafío hasta para los conductores más experimentados. La lluvia intensa, hielo y la nieve pueden traer condiciones impredecibles, como por ejemplo lo que se conoce como el hielo negro, una peligrosa capa de hielo fina y transparente que se puede llegar a formar en la carretera, y por ello, es importante prestar especial atención a la hora de conducir y dejar de lado elementos como la duración del viaje o cómo de bien se conozca la ruta.

Para que esto sea más fácil, desde Avis España han lanzado una serie de consejos para desplazarse en condiciones de hielo, lluvia y nieve.

Consejos para una conducción segura

Veamos a continuación los consejos que nos dan para no tener problemas en carretera:

Circular por carreteras principales

Elige siempre carreteras principales ya que tienen muchas más posibilidades de haber sido limpiadas en caso de nevadas. Además, por ellas circulan un número mayor de vehículos que nos pueden socorrer en caso de necesidad.

Familiarizarse con el vehículo

Antes de salir, es imprescindible conocer y sentirse cómodo con el vehículo y su funcionamiento. Por ejemplo, es recomendable saber qué significa cada luz de advertencia en el coche que se va a conducir y comprobar los niveles como los del limpiacristales o el anticongelante.

También te puede interesar:   El clásico Pontiac Firebird de General Motors

Modeo de conducción segura

Revisa si el vehículo ofrece alguna configuración para la conducción segura o bien un modo de conducción en nieve. También es importante conocer como funciona el sistema antivaho o las luces antiniebla.

Cadenas para la nieve

Siempre que tengamos pensado viajar a la montaña, las cadenas deberían formar parte de nuestro equipaje. Estas nos aseguran un mejor agarre del vehículo en condiciones complicadas.

Tiempo extra

Es recomendable contar con algo más de tiempo a la hora de planificar la duración del trayecto. En una tormenta de lluvia o de nieve siempre se debe conducir más despacio de lo que normalmente estamos acostumbrados para prevenir cualquier frenazo repentino. Tener tiempo extra para el viaje reducirá la urgencia durante la conducción y mejorará la seguridad al volante.

Gasolina

Antes de salir, comprueba que el depósito tiene combustible suficiente para completar todo el viaje planeado.

Mantener la distancia de seguridad

Mantener la distancia con el vehículo de delante y tener especial cuidado en los cruces es siempre clave, pero es aún más recomendable ampliar la distancia de seguridad a la hora de conducir bajo cualquier tipo de temporal, bien sea de viento, de lluvia o de nieve, evitando cualquier aceleración o cambio de dirección repentino.

Números de emergencia

Es bueno estar precavidos por si ocurre algo. Por este motivo, es importante tener a mano el contacto de la grúa, la policía o el número para emergencias locales.

¿Es necesario el viaje?

Antes de partir, es importante preguntarse si el viaje es necesario o puede esperar a que las condiciones mejoren y las malas condiciones climatológicas no supongan un problema. En caso de no poder retrasar el viaje, antes de la salida hay que comprobar el pronóstico del tiempo y las últimas actualizaciones sobre el estado de las carreteras, para cerciorarse de que se está preparado para cualquier situación. Además, si el hotel o apartamento de destino tiene conserje, se le podrá consultar si hay áreas restringidas por las autoridades locales.

También te puede interesar:   Cuidado con el exceso de carga

Estar preparados para conducir

Viajar con mal tiempo requerirá una atención y vigilancia extra, por lo que es importante sentirse cómodo, vestir ropa cálida y zapatos aptos para la conducción. Es necesario llevar siempre el teléfono completamente cargado, así como ropa de abrigo, comida y agua extra en el caso de que se haga un viaje largo. Dada la atención que se requerirá, es importante evitar conducir en caso de cansancio.