Villa nos pone a 999

VillaLa selección española se impuso ayer al combinado de Liechtenstein por un contundente 4 a 0 en el primer partido de clasificación para la Eurocopa de 2008. Fernando Torres, Villa en dos ocasiones y Luis García fueron los autores de los cuatro goles que colocan a España líder del grupo F. Con los cuatro goles de ayer, la selección se que queda a tan sólo un gol de los 1.000. Luis Aragonés hizo debutar a Oubiña.

Dinamarca. 20 de Agosto de 1920. Estadio La Butte de Bruselas. Juegos Olímpicos de Amberes. Ese día, y en ese lugar comenzaba a escribirse la historia de nuestra selección nacional de fútbol, deporte que por entonces no era ni muchísimo menos un deporte de masas como lo es ahora. Dinamarca fue nuestro rival. Ganamos 0 – 1 con un gol de Patricio, jugador del Real Unión de Irán. En ese equipo jugaban ya dos jugadores que forman parte de la historia de nuestro fútbol nacional: Zamora y Pichichi. 86 años después en el Estadio Nuevo Vivero de Badajoz la selección tenía el reto de conseguir el gol 1.000 de nuestro combinado nacional. Para ello debíamos marcarle 5 goles a la flojísima selección de Liechtenstein. Pero sólo pudieron ser 4 y el gol mil nos lo guardamos para el próximo miércoles en Belfast.

Con una posesión de balón insultante, los nuestros manejaron la pelota durante todo el encuentro con mucho criterio pero se empeñaron en entrar por el centro de la defensa de Liechtenstein. Tarea muy difícil, puesto que el equipo centro-europeo acumulaba en esa zona la totalidad de sus hombres. En mi opinión no veo necesidad de jugar con 3 medioscentros ante un rival encerrado atrás, cuando lo que conviene ante este tipo de equipos es abrir el campo con 2 jugadores pegados a las bandas. Para más inri en España tenemos jugador extraordinarios en esas posiciones como Joaquín o Reyes, que no por cierto no fue ni convocado. El primer gol de los nuestros tardó en llegar. Su autor fue Torres, que empujó el balón a red tras pase de Villa. Era el minuto 20. Y todo hacía indicar que una vez marcado el primer gol los siguientes vendrían solos. Pero el segundo gol llegó al filo del descanso por medio de Villa, que estaba en todas, después de recuperar un balón y fusilar al portero de Liechtenstein. Con el dos a cero nos fuimos al descanso. En los primeros minutos de la segunda parte, los nuestro comenzaron a mover más rápido el balón, lo que provocó un mayor número de ocasiones de gol. Una vez más nos faltó puntería. Y fue de nuevo el “Guaje” el que marcó el tercero al ejecutar un lanzamiento de falta al borde del área. Dos goles y una asistencia. Buenos números para estar enfermo. El cuarto y definido gol lo marcó Luis García, que salió en sustitución de Villa.

En resumen, buen resultado que nos pone líderes de nuestro grupo pero un juego que sigue sin “enganchar” al aficionado. Tendrían que aprender de nuestros chicos del baloncesto. Pero bueno, algún día seremos también campeones en fútbol. O eso esperamos todos.

Ir arriba