Italia es uno de los destinos más visitados del mundo. Sus monumentos históricos, las construcciones emblemáticas y la historia que cada uno de sus rincones encierran, son los motores que impulsan a los miles de turistas exclusivos, cada año.

Pero el viaje se constituye en un verdadero destino de lujo, si respeta una serie de visitas, pautadas dentro de la exclusividad. Por ejemplo, las señoras y señoritas que desembarquen en este país, deberán conocer irrevocablemente las calles de orientación comercial. Locales como Prada, D&G, Giorgio Armani, y Versace, abren sus puertas a los más exigentes compradores.

Por parte de ellos, las fábricas de automóviles, tales como Ferrari y Lamborghini, son una cita inevitable.

No obstante, los grandes diseñadores de moda, poseen espacios masculinos, tan bien dotados como los destinados a las mujeres. Trajes impecables, camisas mágicas y calzado acorde, completan un look sumamente distinguido y formal.

Sin embargo, la propuesta llega también a las parejas, sea por luna de miel o escapada romántica, los paseos en góndola por los canales de Venecia, son una cita inevitable. Las calles de Roma, también ofrecen un espectáculo único de intensas vivencias amorosas.

Una noche a la luz de la luna, un pasero a orillas del Mediterráneo o una jornada en la ópera, pueden ser el broche de oro de un día inolvidable.

Italia se emplaza en el corazón de Europa y espera a miles de turistas hambrientos de buenas aventuras, recubiertas por el glamur y la distinción. Un privilegio para unos pocos.

Fuente: mundo guía de viajes

 

También te puede interesar:   Swarovski hace relucir a BlackBerry