Una eliminatoria que defrauda

Deco PoulsenSi me preguntan que esperaba de la eliminatoria Sevilla-Barcelona, hubiese contestado que principalmente goles; algo similar al Real Madrid-Sevilla de Supercopa. Tras el empate a uno de la ida; nunca pensé en las tablas a nada del marcador. No me ha gustado nada la eliminatoria. Ha habido demasiado respeto; poco futbol y se ha clasificado el Barcelona; por el doble valor del gol de Henry, no por haber sido superior.

El Sevilla de Jimenez sigue siendo tan buen equipo como con Juande, pero al nuevo entrenador le falta algo del antiguo. Ramos era capaz de aprovechar el mejor momento de cada jugador. Ayer esperaron a ver como pintaba el partido para decidir cuando irse a por él, cuando lo decidieron era tarde. Lo que van a echar en falta a Kanouté.

El Barcelona temporizó el partido; salió con Marquez de pivote; con Xavi y Gudjohnsen de escuderos; llevó el partido a su terreno: lento; sin ritmo y soso. En ataque quedaron a espensas de alguna genialidad de Henry e Iniesta.

Dos grandes del continente, no hace mucho campeones de Europa y Uefa, me defraudaron. Ni ocasiones, ni tensión, ni emoción. Sobretodo de Sevilla que esperaba que le perdiese la verguenza al partido.

Ir arriba