Quizás algunos de ustedes han tenido la fortuna de viajar a los grandes almacenes Harrod’s de Londres. Para los que no hemos tenido esa suerte, como quien escribe, he decidido traerles una muestra de lo que podemos conseguir en esta famosa y legendaria marca inglesa.

A través de su excelente página web, podemos recorrer todas las secciones que nos ofrecen en Harrod´s, y si nuestro bolsillo nos lo permite, también podemos comprar online, y en un periodo máximo de 5 días lo tenemos en nuestro domicilio.

Si usted es un adicto al chocolate, aquí va a encontrar lo mejor del mundo, y lo va a pagar como tal.

Una caja de bombones, denominada ‘Gold chocolate box’ (caja de chocolate de oro), con 150 unidades, le sale por 140 euros. La presentación es espectacular, en una caja dorada con dos cintas rojas entre lazadas.

Un buen vino siempre se paga bien, y el Chateau Lafite de 1945 es el mejor que podemos encontrar en Harrod’s. Su precio es de 6.200 euros. Hablamos de un vino tinto, elaborado en Francia.

En materia de calzado son infinitas las opciones que tenemos, pero la joya de la corona en calzado femenino son el modelo de botas diseñadas por Sergio Rossi, en exclusividad para estos almacenes, con un precio de 1100 euros. Yo no soy ningún entendido en este tema, ¡pero a mí no me gustan! Son botas que cubren toda la pierna, desde los pies hasta las ingles, pero sobre gusto no hay nada escrito. Para el público masculino encontramos unos zapatos muy bonitos y sobrios, de la marca Alexander McQueen, por un precio de 500 euros.

También te puede interesar:   Tiffany & Co

El polo Dolce y Gabbana, tanto para dama como para caballero, ronda los 250 euros, en varios colores y tallas.

No puede faltar en este catálogo los perfumes, y por eso he elegido el Luxury Fragance, una edición limitada de Versace, en exclusividad también. Una fragancia en base a los cítricos, bergamota y tangerina, con un toque de Jazmín, lo que le da un toque ultra femenina según la página Web. Ni que hablar de la presentación, en un estuche plateado, simulando un cofre de seguridad. Es normal que venga así, ya que vale alrededor de 1600 euros.

Pero personalmente me quedo con lo que he encontrado en la sección de artículos para el hogar. Les hablo de un balón de fútbol, en tamaño real, manufacturado en piel de cocodrilo y caimán. Realizado absolutamente a mano, y colocado en una base de madera de roble. Es el adorno ideal para presidir el salón de cualquier hogar. Nos va a salir unos 2800 euros, y es un diseño de Santiago Fernández, también en exclusividad para Harrod’s.

Si finalmente decide adquirirlo, y tiene niños en casa, ¡acláreles que no es un balón para jugar en el parque con los amiguitos!

Fuente: harrods