-

Todo salió a pedir de boca

Impresionante el debut de la selección española ayer en la Eurocopa 08, y es que todo salió a pedir de boca, tan solo hubo el borrón del gol encajado de córner en los últimos minutos del partido cuando el marcador reflejaba un 3-0, ya que Pavluchenko dio alas a los rusos que se vinieron arriba, y el propio goleador pudo recortar distancia, pero en un rápido contragolpe Cesc sentenció el partido.

Prácticamente he comenzado por el final del partido en vez del principio, pero quería empezar por el único «pero» que tuvo la selección durante todo el encuentro, ya que tocó y tocó con mucha cabeza, y encima no fueron paralelos, sino que buscaron las diagonales, con increíbles desmarques de Torres, que una y otra vez intentaba irse por velocidad de su defensor, de hecho tras una galopada suya puso el balón en bandeja para que Villa marcara, fue un bonito gesto del delantero del Liverpool, ya que en esa situación los arietes son egoístas y tiran a romper, pero el madrileño vio perfectamente colocado al asturiano, y éste solo tuvo que empujar.

Después del gol apareció la figura de Xavi, el mejor Xavi de la temporada, quiso el balón en todo momento, controló los tempos del partido y junto Iniesta dominaron la pelota, de las botas de este pequeño manchego llegó el segundo gol, porque sirvió a Villa que estaba bordeando el fuera de juego y otra vez el delantero fue letal, lo bueno de estos dos goles fueron que llegaron justo cuando los rusos estaban atacando, hasta tuvieron un palo.

También te puede interesar:   Torres coronó a España

En el segundo tiempo la entrada de Cesc y Cazorla hizo que la selección tuviera más balón y capacidad para atacar, fueron innumerables oportunidades, hasta que una vez más Villa marcó, pero lo bonito estuvo en el gesto, fue corriendo a abrazar a Torres, que había sido sustituído anteriormente, demostrando que son una piña y no existe los celos entre delanteros.

También te puede interesar:   Yoana Martínez - Badminton

Después relajación gol ruso y posteriormente de Cesc, que por fin vio puerta después de veintisiete partidos internacionales, y buena falta le hacía al catalán, que se ha quitado la presión de no ver puerta, y ahora a esperar a Suecia que venció por 2-0 a Grecia.

Lo último...