La empresa Rolls – Royce es sello y garantía de calidad sobre ruedas. Sus diseños sumamente exclusivos, se preparan a pedido y de manera casi artesanal, para un público selecto.

El hecho es que la firma, ha desarrollado un nuevo concepto. Una serie única del Phantom Drophead Coupé, el cual fue diseñado pura y exclusivamente para ser exhibido en Londres, en la mega fiesta de vehículos lujosos reconocido en el mundo entero.

Lo cierto es que si bien el vehículo original presenta claros detalles de lujo y exclusividad, este concepto ha revolucionado toda expectativa, al poseer por ejemplo, un costosísimo joyero a bordo.

El automotor fue realizado por manos artesanas, pues se han detenido en la confección milimétrica de cada detalle. Los mismos, han sido llevados a cabo en los talleres propios de la marca, emplazado en GoodWood, pleno corazón de Inglaterra.

El prototipo del bólido presenta una nueva pintura, especialmente diseñada para impactar al público presente. Debido a su color azul intenso, hubo de llamarse Mazarine Blue, ya que la inspiración de sus creadores se basó en la mariposa que posee el mismo nombre.

El habitáculo para el conductor fue desarrollado en base a la imagen de un yate de lujo. Con colores beige y dorados, el confort se hace tangible.

Otro detalle de lujo, es el maletero de cuero, el cual fue elaborado y tallado totalmente a mano, por verdaderos maestros artesanos.

Un nuevo desafío, que Rolls Royce parece haber superado con sumo éxito.

Fuente: autoblog

 

También te puede interesar:   En agosto vuelos directos Madrid-Dubai