Rafinha es el gran objetivo de la selección española, y es que suena raro, pero tiene que ser el fichaje estrella de Vicente del Bosque, porque el centrocampista que milita en el FC Barcelona tiene que ser 100% español, como lo es su hermano Thiago Alcántara, que se ha convertido en un fijo de las convocatorias de la roja, ya sea para disputar amistosos como partidos oficiales.

El hijo de Mazinho tiene dudas de que camiseta nacional quiere vestir, por un lado le gustaría seguir los pasos de su padre, es decir, vestir la camiseta de la canarinha y repetir los éxitos del mundial de 1994 disputado en eEEUU, pero por otro lado vestir la roja es algo diferente hoy en día, porque puede jugar con su hermano, y además, es estar más cerca de rellenar su palmarés porque parece que hoy en día España es la máxima candidatas para conseguir títulos.

De momento, Rafinha sigue siendo convocado a disputar los partidos con las selecciones de su edad, aunque todavía no ha dicho la última palabra, pero esperemos que sea para jugar con España.

También te puede interesar:   Nicolás Almagro consigue ganar a Monfils en la final de Acapulco