Precios de la Energía en Verano: Más Altos que la Media pero Inferiores a los de 2023

0
4
AleaSoft: Precios de la energía más altos en verano pero por debajo de 2023

Coincidiendo con los primeros días del verano, Milena Giorgi de Energía Estratégica España ha entrevistado a Oriol Saltó i Bauzà, Associate Partner en AleaGreen, para analizar las perspectivas del mercado eléctrico español en los próximos meses, así como la inversión en energías renovables a largo plazo.

La entrevista aborda inicialmente las tendencias previstas en el mercado eléctrico español. Oriol Saltó i Bauzà explica que, tal y como adelantaban en AleaSoft Energy Forecasting, los precios extremadamente bajos registrados en el mercado ibérico de electricidad durante la primavera se debieron a las condiciones típicas de esta estación, caracterizada por una baja demanda y una alta producción hidroeléctrica.

Con la llegada del verano, la demanda de electricidad aumenta debido a las altas temperaturas y se reduce la producción hidroeléctrica y eólica, lo que ha provocado un incremento en los precios. En junio, el precio promedio del mercado eléctrico en España fue de 56,08 €/MWh, comparado con 30,40 €/MWh en mayo y 13,67 €/MWh en abril. Del mismo modo, el precio capturado por la energía fotovoltaica subió a 34,57 €/MWh en junio, frente a 12,74 €/MWh en mayo y 5,50 €/MWh en abril.

El impacto de las altas temperaturas se traduce en un aumento significativo de la demanda de electricidad para refrigeración, lo que presiona al alza los precios, especialmente en los mercados del sur del continente y, cada vez más, en los del norte.

Oriol Saltó i Bauzà también comentó sobre el impacto de esta situación en las inversiones en energías renovables. La primavera de este año, con precios muy bajos, alarmó al sector energético. Sin embargo, desde AleaSoft Energy Forecasting advirtieron que esta situación era excepcionalmente particular de la primavera, empeorada por la caída de la demanda desde 2022 debido a la crisis de precios de la energía.

No se descarta que en las próximas primaveras se repita una situación similar, dependiendo de la pluviometría, hasta que la demanda comience a recuperarse de manera firme. Este repunte ocurrirá conforme se electrifiquen y descarbonicen todos los sectores de la economía. Sin embargo, las inversiones en energías renovables deben ser vistas a largo plazo, con un horizonte de 20 a 25 años.

A largo plazo, las previsiones no indican una recurrencia de precios extremadamente bajos como la vivida esta primavera, por lo que las inversiones en renovables siguen siendo rentables.

En cuanto a las estimaciones de precios para este verano, Oriol Saltó i Bauzà indicó que la tendencia de precios ya está cambiando según lo esperado. Las altas temperaturas, el aumento de la demanda y los precios del gas apuntan a un verano con precios claramente más elevados que en primavera. Aunque se esperen precios altos, estos serían menores comparados con el verano anterior. En fines de semana y días festivos es probable ver precios negativos o cercanos a cero, pero en promedio, los precios serán notablemente más altos durante los meses de verano.