Negredo, a un paso del Manchester City

Negredo Manchester City

El Manchester City hace cinco años que tiene todo el dinero del mundo para fichar futbolistas, y aunque ha logrado confeccionar una plantilla más que interesante, la presencia de Roberto Mancini como entrenador hacía que todo fuera en vano prácticamente. Con la llegada de Manuel Pellegrini, tras su gran paso por el Málaga, ahora la idea de los ciudadanos es la de terminar de dar una vuelta de tuerca que les permita luchar definitivamente por la Premier League.

Bien, el ingeniero y todo su equipo saben que si quieren pelear mano a mano con conjuntos como el Manchester United o el Chelsea, necesitan un atacante fiable, y una vez descartada la posibilidad de incorporar al uruguayo Edinson Cavani, que por estas horas parece cerca del PSG de Francia, el que asoma con más fuerza es el atacante del Sevilla, el español Álvaro Negredo.

El caso es que si bien el presidente del Sevilla, José María Del Nido, pide 25 millones por su traspaso, Pellegrini ha dado orden a Begiristain de echar el resto para fichar al delantero vallecano, considerando que ya se le han escapado algunas otras posibilidades de mercado, como por ejemplo el mediocampista español Isco, que justamente acaba de ser presentado por el Real Madrid.

De este modo el City, que eso sí, se ha asegurado la llegada de otro compatriota como lo es Jesús Navas, curiosamente también proveniente del Sevilla, parece que hará todo lo necesario para quedarse con Negredo, que ha tenido un gran final de temporada en Nervión, y que figuraba como uno de los posibles reemplazantes de Radamel Falcao García para el Attlético Madrid de Diego Simeone.

Hay que destacar, además, que la idea de Pellegrini de fichar a Negredo no es nueva, ya que al chileno siempre le ha gustado el atacante ex Real Madrid, y de hecho, ya lo intentó fichar estando en el Málaga pero coincidió con el año pasado cuando el jeque bajó el listón y tuvo que vender a Cazorla y Rondón y fichar a la baja. Ahora, el City y unos 25 millones de euros podrían hacer que el desenlace cambie rotundamente.

Ir arriba