El Milan quiere volver a la Champions

El AC Milan es no sólo uno de los conjuntos más importantes de toda la historia del fútbol italiano, sino además también uno de los que históricamente siempre ha sido temible en toda Europa a partir de sus actuaciones en la Champions League. Sin embargo, durante esta última campaña su lamentable papel en la Serie A le ha dejado afuera de la disputa del principal torneo continental, y sus directivos ya se han jurado regresar para mediados del 2015.

En efecto, ha sido Barbara Berlusconi, la hija del ex Presidente de la institución y a día de hoy una de sus ejecutivas más importantes, la que ha señalado en las últimas horas a los medios de comunicación, que se encuentra sumamente confiada en el trabajo que hará al frente de la primera plantilla el ex atacante del club, Filippo Inzaghi, que viene a reemplazar a Clarence Seedorf.

Milan Champions League

Nuestro club sigue siendo muy sólido. Estamos entre las instituciones más poderosas de Italia y entre las que mayor capacidad de ventas e ingresos tienen en todo el territorio europeo”, ha señalado la propia heredera Berlusconi al respecto, en tiempos en los que los fanáticos rossoneros se han mostrado sumamente molestos con el papel desempeñado por ella y los demás ejecutivos importantes de la institución.

En tal sentido, debemos distinguir que Berlusconi habló durante una conferencia de prensa el domingo sobre las metas del AC Milan para el presente y el futuro, y aprovechando la ocasión, se encargó también de comentar cuáles han sido las grandes novedades de los últimos días en relación a las posibilidades de transferencia de algunos futbolistas del club, como en el caso del atacante Mario Balotelli, del que ha negado su marcha.

También te puede interesar:   El Real Madrid debuta en Champions frente al Ajax

Sobre los próximos negocios del club, ha señalado que “mi padre todavía quiere invertir en el Milan y estructurarlo para convertirse en una compañía aún más fuerte. Después de la visita a la Casa de Milán ha decidido trabajar aún más duro por el bien de Milán”. Claro, todo lo que se haga fuera del terreno de juego tendrá una escasa repercusión positiva, a menos que el Milan vuelva a demostrar que está a la altura de la Champions League, como históricamente ha sido.

Artículo anteriorEspaña en busca de salvar su orgullo
Artículo siguienteEl Córdoba es de Primera