Una nueva tendencia en el mercado del lujo y la distinción, es la que proponen las fusiones de empresas de celulares y diseñadores de las más codiciadas marcas de moda.

Surgen así objetos que se destacan por el lujo y por la exclusividad.

Un ejemplo de los mismos, lo plantea por ejemplo, la unión entre Samsung y Giorgio Armani, quienes desde hace más de dos años, vienen desarrollando un concepto único y mega – exclusivo.

Estas alianzas dan como resultado elementos indispensables para la vida cotidiana, como en este caso los móviles, pero con un toque de distinción, propio de los grupos más exclusivos de la sociedad.

Los diseños contemplan mantener las funciones propias del teléfono en cuestión y le agregan el plus de glamur con el sello indiscutido del diseñador. Claro está que cada propuesta se adapta a las colecciones en boga.

De esta manera, quienes cuenten con la posibilidad de pertenecer al círculo exclusivo del mundo Armani, ya no sólo cuentan con indumentaria, calzado y hasta fragancias, sino que además pueden ahora obtener sus teléfonos móviles haciendo juego.

Realmente una opción muy sofisticada, que se cimienta en la permanente búsqueda de gente de elite, que logre distinguirse del resto, y que sean un puente para las marcas mencionadas, de acceso a la sociedad, de la mano de la distinción.

Una burbuja de lujos extremos, que no solamente se guardan bajo llaves, sino que ahora se piensan en función al buen pasar. Original y categórico a la vez.

Fuente: gizmos

También te puede interesar:   Edición especial de plumas Montblanc