Inicio Deporte LeBron se reivindica y pone el 1-1

LeBron se reivindica y pone el 1-1

0

El lunes de madrugada se jugó el segundo partido de las Finales NBA, en casa de los San Antonio Spurs, tras un partido tremendamente igualado los Heat lograron una ventaja de dos puntos en los minutos finales que les permitió ganar el partido con un LeBron estelar

LeBron había sido muy criticado en el primer partido de las Finales NBA, Miami ganaba al principio del último cuarto, sin embargo, unos calambres le obligaron a retirarse del partido y por consiguiente su equipo perdió. Se habló de qué LeBron se marchó del partido cuando la lesión no era nada importante, dejando a su equipo tirado, las burlas han sido constantes, sobre todo apodándole el llorón.

El pabellón de los Spurs en el segundo partido fue un auténtico infierno para Miami, los aficionados apoyaron al equipo durante todo el partido al más puro estilo turco en el fútbol. Aún así eso no inquietó a los Heat, que sacaron su garra durante todo el partido ajenos al ambiente, pero sobre todo influyó las ganas de reivindicarse de LeBron James, que quería demostrar porque es el más grande ahora mismo de la NBA. Y no fue para menos, sus estadísticas son propias de un jugador de otro planeta, acabó con 35 puntos y 10 rebotes, callando las críticas recibidas en el primer partido.

Estuvo muy bien acompañado por un gran Crish Bosh que también había sido muy criticado por no mostrar su mejor versión ante un grande como Tim Duncan. El partido llegó con empate en los segundos finales, con 30 segundos de posesión por delante, Miami aguantó hasta el final de la posesión y Wade marcó una bandeja que les daba ventaja, con apenas 5 segundos de posesión, los Spurs no anotaron y perdieron en su casa, poniendo las series en empate a 1.

También te puede interesar:   Nadal intratable en la hierba

La serie está muy igualada y ambos equipos se están dejando todo en el campo, la serie se va ahora a Miami, dónde los Heat jugarán 3 partidos seguidos como locales, lo cuál puede inclinar la balanza a su favor. Las ganas de revancha de los Spurs aumentan y LeBron está dispuesto a demostrar por qué es el rey, el espectáculo está servido, el próximo partido se disputará en la madrugada del miércoles a las 3:00 AM hora española.