barrio wimbledon(1)

Si a uno le mencionan la palabra Wimbledon, inmediatamente la asociará al torneo de tenis que se lleva a cabo en este barrio que se encuentra ubicado en la parte suroeste de Londres, la capital de Inglaterra. Sin embargo, en esta ocasión no queremos hablar de deporte, sino de lo que más nos interesa en este sitio, el lujo, y en este caso, el lujo de las viviendas que se encuentran en esta parte de una de las localidades más cosmopolitas del mundo.

En concreto, aunque es esta parte del año en la que mayor cantidad de turistas acuden al distrito sw19 de la capital británica para presenciar los partidos y el mercado inmobiliario de alquiler se desata, la verdad es que en cualquier momento del año podemos encontrarnos con que el mercado inmobiliario se mueve aquí con niveles más altos que en casi cualquier otro barrio de Londres.

Por ejemplo, si estás interesado en acudir a las rondas finales de Wimbledon, debes tener en cuenta que contratar una vivienda de tres habitaciones durante las dos semanas del torneo puede ascender a 2.000 libras por cada una de ellas, aunque eso no es nada en comparación a lo que pagan los tenistas que se alojan en casa y no en hoteles, quienes llegan a abonar hasta 10.000 libras por semana.

Luego, entre el interior del barrio de Wimbledon, debes considerar que existe una parte un poco más lujosa incluso que el resto, la cual es denominada Wimbledon Butique, donde se concentra toda la actividad comercial de las personas que han acudido a ver tenis, y que en muchas jornadas, cuando el deporte se suspende por las lluvias constantes, se pasea por aquí gastando buena cantidad de libras o euros.

También te puede interesar:   Así se obtuvieron las imágenes de Junqueras, Romeva y Forn en la cárcel

En esta parte del barrio, de hecho, nos encontramos con grandes mansiones que pueden costar hasta 20 millones de libras, algunas de las cuales de hecho pertenecen a figuras famosas del cine y del deporte que aman Londres, lo que a decir verdad, y a causa del clima, es muy difícil entre los extranjeros, pero eso no será porque falte el lujo, justamente.