A Andrés Iniesta y al Barcelona le podía sentar mal la provocación de la tercera amarilla en el partido de vuelta de la Champions League que se jugó ante el Shaktar Donestk, y es que la UEFA ha entrado de oficio y ha estuadiado el caso, hasta el punto que el jugador manchego puede perderse el partido de ida de las semifinales ante el Real Madrid.

Iniesta provocó la amarilla cuando su equipo iba por delante 3-0 en el marcador, el jugador manchego se colocó delante del balón y no se quiso quitar, se hacía el remolón hasta que el árbitro se la enseñó, en ese instante la gente no podía entender que había pasado, incluso se le pudo echar la culpa al árbitro, hasta que salió el cartel de que el próximo encuentro no lo iba a disputar, en ese momento, todo entró en razón.

La amarilla era provocada y el jugador descansaba en el partido de vuelta, donde todo iba a estar más o menos sentenciado, para encarar las semifinales y una hipotética final con garantías de no perdérsela por acumulación de tarjeta. Aunque todo este paripé le puede salir mal, si al final la UEFA actúa de oficio y acaba sancionando a Andrés Iniesta con un partido más de sanción, veremos que resolución toma mañana este organismo.

También te puede interesar:   El Barça no quiere despistes