Esta noche se esperaba muchas cosas del partidio que se disputará en el camp nou y que se verán las caras el FC Barcelona y el Milan, pero una de esas cosas no sucederán.

La vuelta del delantero sueco Zlatan Ibrahimovic a la ciudad Condal era esperada por todo el mundo, en especial por los medios de comunicación, que esperaban con ansia el recibimiento por parre de la afición y el saludo entre él y Pep Guardiola. Pero todo esto no ocurrirá porque el sueco ha sido baja de última hora por lesión, algo que no huele muy bien, ya que más que lesión parece ser ficción.

No creo que se le tenga que llamar miedo a esto, sino que Zlatan Ibrahimovic sabe muy bien que este encuentro no sirve de mucho y que si se puede ahorra encontrarse con la afición mucho mejor.

También te puede interesar:   España somos todos