Salto de TrampolínCuando empezaron los Europeos de natación, todo se presentó muy bien porque España es una de las especialistas en natación sincronizada y las medallas llovieron hasta 4 platas, pero hay que ser consciente que luego nuestras posibilidades de medallas son limitadas.

Pero es muy destacable la llegada de nuestros nadadores a las finales e incluso el llegar a batir records de España y marcas personales lo que ilusiona, pues hay superación y es de lo que se alimenta moralmente un nadador.

Prueba de esta superación es David Ortega que ayer batió el récord de España en 50 m espalda, gran marca para el nadador pero insuficiente en una final Europea en la que sólo logró ser séptimo.

Buena actuación de Illana y Calvo al clasificarse sextos para la final de salto de trampolín de 3 metros, pero al igual en ella no pudieron pasar de esa secta posición, pero hay que ser optimistas, se ha estado ahí en una final.

Otra muestra la dío Escarlata Bernard al rozar el bronce quedando cuarta en la final de 200 m espalda, medalla que se le escapó por 20 centésimas, en la canaria de tan sólo 17 años tenemos un relevo a Nina Zhivanevskaya.

Hay que ser optimistas, los resultados no están a la altura de potencias como Alemania o Rusia, pero si estuvieramos hablando de fúltol, basket o tenis el mero hecho de llegar a las finales nos ilusiona a todos… ¡suerte a nuestros nadadores!

También te puede interesar:   El Sevilla se llevó la Copa