Hacía 42 años que España no conseguía ganar en Francia, y ayer lo hizo a lo grande, no solo consiguió ganar por 0-2, sino que todo el estadio de Saint Denis comenzó a gritar Ole! cada vez que el combinado español comenzaba a tocar el balón, y es que pienso que si España hubiera necesita marcar cuatro goles, los hubiera conseguido, porque la superiodad de los hombres de Vicente del Bosque fue aplastante.

El entrenador de la selección española puso a sus mejores hombres en el campo, y no tardaron mucho en llevar los tempos del partido, y acechar la portería de Lloris, que tuvo mucho trabajo, a la primera Busquets cabeceó fuera, a la segunda Villa se tiró el autopase muy largo, pero a la tercera, en una combinación preciosa entre casi todos los jugadores, el delantero valencianista no falló ante el meta francés.

España no se echó hacía atrás y siguió presionante, en una de esas presiones, hasta cuatro jugadores fueron a Gourcuff, Xabi Alonso robó el balón, se lo puso a Ramos, y con un poco de suerte, su disparo con la izquierda entró entre los tres palos, justo después el árbitro señaló el camino de vestuarios.

El segundo tiempo fue una España a medio gas, con una Francia fundida, además el público pitó a todos los jugadores del campo, en especial Anelka y Henry, el capitán se llevó una bronca constante, y pidió la cabeza de su entrenador Domenech, al final Malouda mandó el balón al palo, y Navas no pudo marcar en la última jugada, antes Torres también estuvo muy activo.

También te puede interesar:   España se da un batacazo