El conjunto entrenado por Garrido sabe que esta noche tiene la necesidad imperiosa de puntuar en Nápoles, porque contra el equipo italiano y el inglés del Manchester City va a estar el segundo puesto, ya que el Bayern Munich parece que está demasiado fuerte.

El Villareal tiene que salir esta noche a conseguir la victoria y olvidarse de especulaciones, porque los tres puntos le darían una gran inyección moral y colocarse en una posición envidiable para conseguir la clasificación, por eso Garrido no tiene que hacer pruebas de trivote, y tiene que poner a su equipo de gala, aunque el Bambino Rossi no podrá estar en el campo por culpa de un golpe sufrido en el último partido de liga ante el Athletic de Bilbao.

La novedad que puede incluir Garrido en el once titular es la entrada del ghanés Wakaso, que formaría un tridente de media puntas junto a Guzmán y Cani. Por parte italiana, se tiene que tener mucho cuidado con sus tres delanteros, que son un peligro constante, y es que en las botas de Cavani y Lavezi no sólo hay calidad, sino que también existe olfato goleador.

También te puede interesar:   La selección de balonmano femenino hace historia