En 2057, la sociedad está claramente gobernada por la ciencia. El Método es el nuevo orden social, lo que ha permitido que todas las enfermedades sean vencidas y que los hombres vivan sanos, felices y en paz. Los ciudadanos tienen la obligación de cuidar el cuerpo de la misma manera que históricamente se ha cuidado la mente y el Método se encarga de vigilar que todos cumplan los requisitos de la nueva sociedad. Es una sociedad que entiende el amor sólo como la compatibilidad entre sistemas, es un mundo en el que ser feliz es una obligación. En este contexto la protagonista de la historia, Mia Holl, trata de recuperarse de la muerte de su hermano pero progresivamente enfrentándose a las normas y entendiendo la perversidad del sistema en el que se encuentra.

Julio Zeh toma con esta novela el camino de la literatura distópica tan habitual hace unos años: es un género que permitía analizar los conflictos entre el individuo y sus libertades ante un sistema que se tomaba tan en serio su papel proteccionista que acababa por encarcelar a los individuos. Zeh quiere vincular esta idea en temas tan actuales como el culto al cuerpo, la exaltación de la imagen, la obsesión por la seguridad y la necesidad de vigilar los movimientos de todos. Así el Método que da nombre a la novela, ha perfeccionado sus normas y la manera de controlar a los ciudadanos: su ejercicio diario, la alimentación sana o sus obligaciones.

Fuente: en clave publica

También te puede interesar:   Critica de "El mapa y el territorio"