El dilema del 9

En solo cuatro días la selección española debutará ante Holanda en su primer partido del Mundial. Todo parece listo y más que preparado, salvo una cosa, ¿quién será el 9 de España?

Con la noticia de que Diego Costa se había recuperado de manera óptima de su lesión, parecía que él iba a ser el nueve fijo de España, que tanto hemos echado en falta, un delantero con movilidad, pero sobre todo rematador y con olfato de gol. Sin embargo, las dudas vuelven a surgir en torno a quién debería ser el 9 de España.

Diego Costa apenas ha jugado con la selección y el otro día en el amistoso disputado ante El Salvador no se vio su mejor versión y además no se vio un entendimiento del juego de La Roja por parte del jugador. Es normal, apenas ha jugado con la selección y se tiene que acostumbrar, pero sin olvidar que el Mundial está a la vuelta de la esquina, quizás trastoque un poco el estilo de la selección que Diego Costa esté en el campo, acostumbrados al falso 9 o a delanteros de otro perfil como Torres o Villa, sin embargo él ha dicho una y otra vez que está preparado y tras el temporadón que ha realizado se ha ganado su puesto.

Diego-Costa-Espana_TINIMA20140228_0214_18

Por otro lado, Torres, muy criticado por su convocatoria aunque todo el mundo se lo esparaba, ha sido el delantero centro titular del Chelsea, sin embargo sus cifras como goleador son muy pobres. Sin embargo a la selección española siempre le ha ido muy bien Fernando en punto, para correr balones en largo y presionar a los defensas, se ha ganado su puesto de sobra, a base de grandes hazañas como el gol ante Alemania de la Euro de 2008, lo cierto es que Torres siempre ha cumplido con creces en la selección u no trastocaría para nada el juego de La Roja si él es titular.

espaiss

Del Bosque tendrá que decidir que delantero le viene mejor para jugar ante Holanda, viendo el conservadurismo del entenador es posible ponga a Torres aunque se supone que parte desde mejor posición Costa, que en definitiva tiene más gol. ¿Y tú, a quién podrías?

Ir arriba