El Barcelona golea a un flojo Almería

iniesta es abrazado por todos sus compañerosHay una lógica en el mundo del fútbol, que si tú eres un rival pequeño y vas al campo del grande, en el 99% de ocasiones el resutaldo siempre va a ser en contra tuyo, pero el problema está cuando tu equipo no cumple las condiciones del 1% restante para sacar algo positivo de ese encuentro, y eso es lo que le pasó al Almería ayer en el Camp Nou, porque no puede ser que en tan solo cuarenta minutos hubiese recibo 5 goles en contra.

Está claro que este Barcelona juega como los ángeles, que práctica un juego muy vistoso y alegre, y que está demostrando que puede llevarse todas las competiciones, además la plantilla es muy grande, y cuando uno no tiene el día lo tiene otro jugador, y que si lo tienen todos es casi imposible de parar, pero hay que usar otra mentalidad y no recibir goles tan pronto.

En tan solo cuatro minutos Samuel Eto’o aprovechó el primer gol balón que había por el área para conseguir abrir el marcador, tras una buena jugada de todo el equipo, pero Iniesta comenzó a mover el equipo y ser una pesadilla para Guilherme, y es que otra vez de una jugada suya, Messi chutó y apareció Henry para meter la punta del pie y eso en tan solo trece minutos.

Lejos de relajarse la presión era más asfixiante todavía, Messi comenzaba a irse de sus defensores, y otra vez Eto’o conseguía marcar a un Alves que estaba desesperado, mientras Negredo miraba resignado y sabía que era un partido que iban a recibir una goleada, quizás por eso hizo una entrada criminal a Márquez y vio la tarjeta roja directa, y más cuando el camerunés está tan acertado que consigue anotar el cuarto de su equipo y el tercero en su cuenta particular.

Después de eso llegó el momento del brasileño Daniel Alves, ya que el lateral brasileño lanzó una falta directa y consiguió la manita, a partir de ese momento se dejaron llevar y no quisieron aumentar la herida a un equipo que estaba roto en el campo y solo podía mirar el tiempo y ver como pasaban los minutos muy lentamenta, y es que cuando el Barcelona juega así tan solo queda aplaudir su juego.

Ir arriba