Desde hace tiempo se está jugando un segundo partido desde la grada y con los recogepelotas, y es que parece ser que ya vale todo para parar el partido y conseguir que el rival no consiga empatar o ganar los puntos. En el partido de ayer en la Romadera se vieron imágenes muy lamentables, porque desde la grada la afición del Zaragoza tiraba balones al campo para conseguir que el Getafe no llegara a la portería rival, y eso se tendría que remediar.

El problema de la liga española está en que muchas veces se juega al “otro” juego, ya sea con simulaciones de lesiones o con la pérdida de tiempo, pero me parece que sería muy triste que comenzaran a perder tiempo desde la grada, ya que sería no disfrutar de este deporte en los últimos minutos de partido.

Espero que las sanciones comiencen a correr y no pase a segundo plano esta acción, porque muchos equipos lo tomarán como ejemplo, y parece ser que los recogepelotas están muy enseñados y no sólo los del Sevilla, que hasta hace poco parecían los más listos de la clase.

También te puede interesar:   El Madrid pecó de falta de concentración