Cuando el fútbol pierde su identidad

Por todos es sabido que la mezcla de política y fútbol no da nunca buen resultado. Prueba de ello tenemos lo sucedido en Egipto. La fórmula ha sido llevada al extremo y como fruto de ello han fallecido 77 personas en el estadio de Port Said, convirtiéndose así en una de las mayores masacres del fútbol mundial. Los precedentes de esta gran batalla campal, no es ni más ni menos que la revolución egipcia contra su dirigente Mubarak. Los ultras del Al Masry apoyan a Mubarak y los del Al Ahly han encabezado las revueltas contra el régimen.

Cuando el fútbol pierde su identidad 3

Primero comentemos lo sucedido en el encuentro. En la ciudad de Port Said tuvo lugar el encuentro entre el Al Masry y el Al Ahly, estos dos equipos son como el Real Madrid y el Barcelona en España. Era el partido con más rivalidad y riesgo de todo Egipto. El partido tuvo que ser detenido en numerosas ocasiones, en cada gol del Masry los hinchas locales invadían el campo.

Al término del encuentro, 3-1 para los locales, y tras numerosas provocaciones y amenazas, los ultras locales pasaron de las gradas al campo para agredir a los jugadores del Al Ahly. Éstos intentaron zafarse a la carrera hacía donde se encontraban los ultras de su equipo y vestuarios, la mayoría pudo alcanzar el vestuario y ponerse a salvo. El portero tuvo peor suerte y varios ultras le agredieron. Los aficionados del Al Ahly corrieron junto a sus jugadores para resguardarse de los energúmenos que avanzaban con piedras, bates de beisbol, bengalas y cuchillos.

http://www.youtube.com/watch?v=xTe7OrwmFnY

El debate que hay sobre la mesa es sí se pudo evitar esta tragedia. Lo lógico hubiese sido cancelar el encuentro visto la inestabilidad política que está sufriendo Egipto y más, sabiendo que los seguidores de un equipo son partidarios de Mubarak y los otros se oponen totalmente a él. Los 3.000 policías que había en el campo fueron unos meros espectadores. No hicieron absolutamente nada por evitar y sofocar los altercadores, esta actitud ha suscitado la siguiente pregunta: ¿tenían ordenes de no actuar al ser otro episodio más de la revuelta egipcia, y dejar a los partidarios de Mubarak arremeter contra sus detractores? Pudieron hacer más por salvar la vida de los 77 muertos y miles de heridos que se cobró.

También te puede interesar:   Nos perderemos 15 golazos

Durante estos días han vuelto las manifestaciones a las calles de Egipto, más acentuadas, con más emotividad y fuerza por la tragedia de Port Said. El equipo Al Ahly ha decidido retirar todas sus disciplinas deportivas que estuvieran compitiendo. La Federación Egipcia, ha suspendido el campeonato de primera división indefinidamente.

Más información y fuente

Artículo anterior¿Por dónde iba leyendo?
Artículo siguienteSkype para Android