-

Chema Martínez sigue adelante en el Sahara Race

El Sahara Race es posiblemente la prueba más dura para un atleta, consiste básicamente en cruzar 4 desiertos corriendo, con una media de 250 km en cada prueba. La prueba se divide por fases en cada desierto, este año la prueba se traslada al desierto de Jordania en lugar del desierto del Sahara dónde se venía disputando habitualmente. 8 años lleva disputándose la prueba, y este año es el primero que contamos con representación española de manos de Chema Matínez, corredor olímpico en 3 ocasiones.

La prueba solo es apta para superhombres prácticamente, el nivel de exigencia es máximo, ya no solo por los kilómetos que son, si no por el sofocante clima africano. A priori, Chema se lo tomaba como un reto personal, sin grandes aspiraciones, sin embargo, el español ha dejado una magnífica actuación en la primera prueba disputada en el desierto del Gobi, con una distancia de 50 km, en la cuál ha quedado como líder provisional con un tiempo de 5 horas 11 minutos y 34 segundos.

La dificultad ha sido máxima, y es que nuestro corredor al igual que el resto que disputan la prueba, tiene que cargar con una mochila con un peso apróximado de 8 kilos, un lastre considerable teniendo en cuenta que se corre por las dunas. A esto, se ha de añadir el jetlag que provoca el viaje a China dónde se sitúa el desierto del Gobi.

Seguiremos muy de cerca los logros del español, que además con esta carrera ayudará a la Cruz Roja y otras organizaciones de carácter social. La carrera finalizará el 7 de junio.

También te puede interesar:   La Copa de los Campeones ya está en Roma
También te puede interesar:   Chema Martínez dice adiós a los Juegos de Londres en la modalidad de maratón

desierto

 

Lo último...

Artículo anteriorAnálisis del Mundial: Grupo D
Artículo siguienteEl gol no es problema