Una muy buena opción para esta época del año, es hacerse una escapada de descanso y placer a las latitudes australes, a fin de conocer una maravilla natural, de la manera más exclusiva y top posible.

Las Cataratas del Iguazú, se empalman en el extremo noreste de la República Argentina, provincia de Misiones. Procedentes de la orogénesis andina, mezclan paisajes de mesetas y selva, que hallan su broche de oro con los interminables saltos de agua en pleno corazón selvático. Desde ya que el espectáculo más impresionante lo ofrece la “Garganta del Diablo”, lugar donde convergen las aguas del río Iguazú, formando un salto de ochenta y cinco metros de altura, en forma de U.

Dentro de las mismas instalaciones del exclusivo Parque Iguazú, se halla emplazado el Hotel Internacional Sheraton, desde ya cinco estrellas. El mismo es de acceso exclusivo para un grupo muy selecto de pasajeros, que podrán disfrutar su estadía en la misma selva misionera.

Por las noches, la oscuridad envuelve los alrededores, y las cálidas temperaturas se ven interrumpidas solamente por el caer del agua a lo lejos.

Además de las tradicionales visitas, existen una serie de opciones de turismo para grupos reducidos y selectos de personas. Un ejemplo es el sobrevuelo del lugar con  helicópteros. También para aquellas personas hábiles en deportes extremos, se sugiere la incursión al río con botes, los cuales se aproximan a los saltos emblemáticos.

Una opción de lujo, en medio de la naturaleza en estado virgen. Desde Argentina, para el mundo.

 

También te puede interesar:   Consigue ahorrar en verano gracias a estas claves