La selección española ya está en Brasil, el viernes disputará su primer encuentro ante Holanda a las 21:00 de la noche hora española. La recibida de España en Brasil ha estado colmada de aficionados españoles, sin embargo, sabemos que somos el rival a batir y no gustamos demasiado en Brasil.

La rivalidad entre España y Brasil aumenta, las dos grandes favoritas para llevarse el Mundial (en principio) tienen muchas cuentas pendientes por resolver. En Brasil se ha criticado mucho el fútbol de La Roja mediante adjetivos como aburrido o soporífero, crispando ya el ambiente, cuando de hecho, el juego de Brasil no puede considerarse “Jogo Bonito” como antes, ahora mismo el fútbol de Brasil es un fútbol lento y con poco juego pero con gran peligro arriba, se han convertido en una mezcla entre Brasil e Italia por enterarnos mejor. Incluso propios aficionados brasileños han criticado el fútbol de los suyos.

Lo cierto es que parece que Brasil se siente molesta porque siempre han reinado el fútbol Mundial y ahora es España la envidia de todas las selecciones. Durante la final de la Copa Confederaciones ya pudimos ver el ambiente hostil, abucheos y risas contra La Roja, cuando en mi opinión ni ellos mismos se esperaban ganar a España, sin embargo, nos dieron un severo repaso con un 3-0 contundente y sin dejar a opciones a los nuestros.

Thiago-Silva-Casillas-tangana_MDSIMA20130701_0013_12

Nos vino bien, muy bien esa derrota, ya que nos hizo poner los pies en la tierra, veníamos muy crecidos y alguien nos tenía que parar los pies, y esa fue Brasil, que celebraron el título como si de un Mundial se tratase, pero la Copa Confederaciones no deja de ser un torneo menor, por lo que mejor perder ese partido y no en el Mundial.

También te puede interesar:   La Davis ya está aquí

La gente tiene muchas expectativas sobre Brasil, ya que es en su casa, pero esa presión les puede hacer mucho daño. Si que es cierto que España también tiene presión, ya que es la defensora del título, pero menos. No sabemos si los caminos de ambas selecciones se cruzarán, pero debemos tener claro, que no tenemos amigos en Brasil.

A POR ELLOS