Zaragoza R.I.P

ZaragozaDesciende el Zaragoza. Cuantas veces oiremos y leeremos hoy en prensa, televisión, tertulias deportivas, trabajo y amigos la expresión: ¡Con el equipo que tenían! Visto así cierto. Pero hay otro punto de vista posible, «normal que baje, han tenido este año hasta cuatro entrenadores«, y ha sido el que se ha impuesto. El principal problema del año ha sido la paciencia, que no ha existido en el conjunto maño. No hubo con Victor Fernandez, ni con Garitano ni Irureta, ya con Manolo Villanova fue demasiado tarde.

El Zaragoza funcionó el año pasado, no entró a Champions de milagro. La columna vertebral del equipo era un motor equilibrado. Milito mandaba en defensa y Milito(bis) goleaba arriba, con gente de trabajo como Diogo, Juanfran, Sergio Garcia o Zapater añadiendo con cuenta gotas a Aimar o D’Alessandro fueron uno de los equipos guerreros de esta liga. Se apostó fuerte para este año, se fichó a Ayala, Oliveira y Matuzalem entre otros. Era su año.

Ahora pienso que los fichajes trastocaron el esquema maño. La directiva blanquilla no ha esperado a que las piezas engranasen entre ellas. Oliveira desplazó a Milito, pese a los buenos números de ambos, 2 nueves tan claros, cuando uno ha funcionado ha sido en deprimento del otro.  Llegó Matuzalem y la explosión de Sergio Garcia como volante derecho. El primero se lesionó, Aimar y D’Alessandro se disputaban el sitio. Aimar también ha pasado demasiado tiempo en enfermería y el «cabezón» D’Alessandro hizo honor a su apodo y acabo fuera de equipo. La marcha de Milito dejó al equipo sin Mariscal, pese a contar con Ayala, este ya viene con demasiadas batallas a las espaldas.

Esto en cuanto a factores deportivos, suma lo pronto que se cayó en Uefa, el abandono de Victor, de Garitano y de Irureta. El equipo fue bajando y bajando, comenzó a afrontar situaciones límite, en las que no esperaba verse envuelto. Se ganó a Deportivo «in-extremis» pero el empate ante Madrid y las derrotas ante Valencia y Mallorca fuera de casa sentenciaron. El Zaragoza sólo ganó un partido lejos de La romareda este año.

Requiescat in Pace Zaragoza… resucitará.

Ir arriba