Volvió R10. No fue para tanto.

RonaldinhoVolvió Ronaldinho contra el Sttutgart formando tridente con Henry y Messi, y ni defraudó, ni se marcó un partidazo; cumplió y el Barca ganó con solvencia. Lo que liberó de presión al brasileño y evitó problemas innecesarios a Frank Rijkaard. la lesión de Toure Yayá obligo al holandés a reinventar su dibujo sin sacrificar ni a Iniesta, ni a Xavi, como el Barcelona ganó, todos contentos.

La entrada del mediapunta brasileñó desplazó a Iniesta. El Barcelona con Iniesta fuera de su sitio de los últimos partidos, perdió peligro en el área rival; pero el del Fuentealbilla continuó en el once inicial; formando la media con Deco y Xavi, sin ningun pivote de contención. Funcionó porque el Sttutgart fue un conjunto ramplón que, salvó en momentos puntuales de la primera parte, no creyó en la victoria.

Volviendo al ‘Gaucho’, empezó con ganas de tapar bocas; estuvo nervioso y algo falto de ritmo, fruto de 3 partidos fuera del once, por momentos pareció desorientado. No hizo mal partido y dejó alguna de las suyas, incluso participó en el gol de Puyol. Fue sustituido por Bojan a falta de 10 minutos del final, cuando el conjunto azulgrana ya ganaba por dos goles tras el tanto de Messi. El argentino marcó por quinto partido consecutivo.

Ir arriba