Vídeo del crash test del Fiat 500 contra el Audi Q7

David contra Goliath. El flaco contra el gordo. Hay muchas formas de comparar el nuevo Fiat 500 con el Audi Q7. El primero es un urbano de muy poca longitud y con una puntuación de cinco estrellas Euro NCAP. El segundo es un mastodóntico SUV de cinco metros y con una calificación de cuatro estrellas Euro NCAP. ¿Qué ocurre si los chocamos y los comparamos? En un principio está claro; el Q7, debido a su peso y sus dimensiones, se comerá literalmente al Fiat 500, que por muchas estrellas que tenga no resistirá mucho. Pero en el habitáculo del italiano ocurre algo inesperado.

Resultado “inesperado” en el test de choque del Fiat 500 y el Audi Q7

Todos sabemos que los test Euro NCAP (o ADAC) tienen una sere de condiciones que no acaban de mostrar del todo la seguridad del vehículo probado. La superfície deformable es bastante parecida a la de un coche, pero no hay mejor forma de probarlo que con un coche de verdad. El resultado de este «curioso» enfrentamiento es bastante estremecedor.

Todo parece ir «bien», cuando de repente, en el habitáculo del Fiat 500, ocurre algo inesperado. A causa del choque contra el SUV alemán, el airbag del conductor sufre un pequeño percance y de repente, rebienta por un lado y anula todas las funciones del airbag en aquel momento crucial.

El airbag del Fiat 500 explota

En el momento en el que el morro del Audi Q7 alcanza el parabrisas del 500, el airbag del conductor de éste último rebienta por el lado derecho, haciendo que la cabeza del maniquí de deslize hasta el pilar A. Las consecuencias pueden ser fatales, pero el estado exterior del coche es escalofriante.

Así acabó el Fiat 500

El pilar A no puede resistir el golpe del Q7 y se deforma, de modo que el conductor absorbe más el impacto y sale peor del accidente.

Esperamos que Fiat rectifique inmediatamente el error y cambie sin coste alguno los airbags de este lote que pueden poner en grave riesgo la vida de los ocupantes del 500.

Vía: ADAC.

Ir arriba