Desde el 17 de febrero tenemos en los cines una película de aventuras destinada a los más pequeños: Viaje al centro de la Tierra 2: La isla misteriosa. Como ya habrás adivinado, tiene su inspiración en la novela de Julio Verne. En la primera parte de esta película se hizo una adaptación muy libre de la obra que, a pesar de todo, cautivó a la familia por el uso del 3D.

En esta ocasión, la película hace una interpretación también muy particular de una obra un poco menos conocida de Verne: La isla misteriosa. A pesar de que esta adaptación no tiene mucho que ver obra original del escritor francés, lo cierto es que puede servir como excusa para acercar a los niños a la literatura clásica de aventuras.

Lo mejor es que  homenajea a otros clásicos de la literatura de aventuras, todos ellos relacionados con islas. Así, los protagonistas visitan la Isla del Tesoro y una pequeña tierra ambientada en el libro Los Viajes de Gulliver. Verne, Swift y Stevenson se dan la mano en este pequeño homenaje que está más destinado a un público infantil que adulto.

Si tus hijos se quedan con ganas de saber más sobre estas obras después de ver la película, puedes comenzar dándoles adaptaciones acordes a su edad para que comiencen a leer. Seguro que una vez que comiencen a leer literatura de aventuras no podrán parar. Del centro de la Tierra viajarán a la Luna y descubrirán el mundo marino con un viaje de nada más y nada menos que veinte mil leguas. Tan sólo con Verne ya tendrán todo un universo literario que descubrir. Si ya son un poco más mayores, déjalos que lean la obra original, seguro que la disfrutan.

También te puede interesar:   ¿Sigues por el pasadizo o te enfrentas a tu enemigo?