La firma de relojes de trayectoria y fama internacional Vacheron Constantin,  ha revolucionado el mercado de firmas con intenciones similares, basándose en pilares de calidad, lujo y distinción.

Su lema resume en breves palabras la intención y el objetivo perseguido por la empresa y el misma es Faire mieux si possible, ce qui est toujours posible, lo que traducido significaría Hacerlo mejor si es posible… es siempre posible.

La empresa ha desarrollado un verdadero concepto de excelencia y elegancia, de la mano de los diseños más exclusivos e impactantes, los cuales le han aportado una trayectoria firme y en escalada, a través de los siglos.

La empresa es arcaica, ya que fue fundada n más ni menos que en 1755, la misma debió atravesar el siglo de las revoluciones y enfrentar los cambios que generaron esta nueva etapa del mundo. Hemos de suponer que los detalles de adaptación de la misma a las exigencias de mercado no fue tarea sencilla, y que no se debe haber limitado a  un solo ejemplo de la misma, sino que en sus memorias, deben constar miles de ejemplos de esto.

Sin embargo, la firma ha logrado remar en aguas turbulentas y atravesar el amplio mar llegando a la orilla para ofrecer sus colecciones exclusivas y únicas, para gente de alto nivel.

Algo sí es claro, la producción artesanal, con los correspondientes maestros y aprendices, más el añorado clima de taller, jamás pudo ser desterrado y eso se nota en la calidad y calidez de sus creaciones.

 

También te puede interesar:   Feldo luxury