Una belleza de Óscar

La_gran_belleza-366210175-large (1)

Italia, cuna de artistas, galanes, poetas, señores… Roma, Paola Sorrentino, y Toni Servillo, la mezcla perfecta, La Gran Belleza. Y es que la cinta ganadora del Oscar a Mejor Película de Habla no Inglesa, lo merece con creces, a primera vista puede parecer una historia aburrida, monótona y sin fundamento, pero es que la historia empieza a medida que avanza la película, sin guiones prefijados e historias muy vistas, todo es una coctelera donde incluso escenas entre si no tienen nada que ver, eso si, Paolo Sorrentino ha sabido dar brochazos de surrealismo en un cuadro perfecto y en el punto adecuado.

La historia trata de las aventuras y desventuras por así decirlo de Jep Gambardella, un escritor y periodista sin escrúpulos por y para sí mismo, un galán, un perfecto amante y con un don del discurso magnifico, todo esto envuelto en una figura casi quijotesca, de torero a la española, regateando con la palabra todo tipo de situaciones y manejando la historia a su antojo. Burlar a la sátira , jugar con la muerte en un entierro y con su público, enamorar a una bailarina de Striptease hija de papá son algunos de los triunfos o fracasos según se mire de Gambardella… pero Paolo Sorrentino va mas allá, quiere comunicarte con el personaje, quiero que lo vivas de cerca, que desees ser el .

1393804368_944423_1393816233_sumario_normal

Y es que Sorrentino busca personajes de reunión de lo más elocuente, provocando conversaciones drásticas, hostiles y antipáticas pero siempre hiladas en torno a Gambardella, el cual no tiene escrúpulos a la hora de decir la verdad y mentir si es necesario. Pero como su propio nombre indica , La Gran Belleza no es más que una “bella cinta”, un escaparate, una maravilla que muestra una Roma dulce, colorida , musical ,poética , silenciosa… contrastando con inyecciones de Bótox sin límite y fiestas decrepitas de absurdos personajes deprimentes que intentan volver a la juventud sin darse cuenta de que ya están acabados. Esa es la diferencia y  Gambardella si lo sabe, y por eso vive así, esperando algo, quizás a la muerte, pero se burla en cada palabra, cada encuentro, cada discurso, cada gesto, cada mirada….

06_Sabrina_Ferilli_Toni_Servillo_Giorgio_Pasotti_La_grande_bellezza_foto_di_Gianni_Fiorito

En definitiva, La Gran Belleza es una obra obligada, un ejercicio para la mente y los sentidos, para pensar en quien eres, donde quieres llegar y que estás haciendo, es así, drásticamente, pero solo te das cuenta de eso cuando has acabado de ver esta maravilla.

Ir arriba