¿Necesitas algo de dulzura, una decoración hecha de curvas y telas delicadas y suaves, mientras llenas de puro poder y majestuosidad?

Si usted forma parte de estos últimos, puede hacer encontrado la butaca de sus sueños. Si hubiera existido en el  tiempo del Padrino, este último le habría preferido seguramente a su butaca estilo Louis XVI, sin ninguna duda.

Este trono tiene como nombre Rhino, como uno de los animales más salvajes de la sabana: el rinoceronte.

En efecto, esta silla, creada por Máximo Riera Menéndez, tiene sólo dos pies por delante. El equilibrio está en el hecho de que su caso sigue revelando una cabeza de rinoceronte negro la nariz al suelo como si se tratara de pastoreo. En la colección de estas sillas esculturas, puedes encontrar dos modelos más, morsa y pulpo. Todas realizadas en color negro para darle más elegancia, y solo una parte de escultura, y la otra formada por un cómodo asiento.

Esta butaca qué será la pieza maestra de su salón no estará disponible para todos, ya que está limitado a 20 ejemplares al precio de ¡40.000 euros cada uno!

Fuente: deco esfera

 

También te puede interesar:   Sujeta - libros exclusivos