Muchos deseaban ver al verdadero Kaká jugar en el Santiago Bernabéu con la camiseta del Madrid, y ayer se vio la mejor versión del brasileño, aunque todavía le queda mucho por dar como jugador blanco, entre otras cosas porque durante el encuentro del Ajax fue un gran Kaká.

El Real Madrid no tuvo compasión ante un Ajax que tuvo el balón, pero se dejó sorprender en la especialidad blanca,que no es otra que el contragolpe, y es que con rápidos toques de balón llegaron los goles de Cristiano Ronaldo y Kaká, que aprovechó un sensacional pase del portugués.

En el segundo tiempo no dio tiempo a la reacción holandesa, aunque hay que decir que Casillas tuvo que intervenir en varias ocasiones para detener los ataques de sus rivales, y es que Benzema marcaba tras una asistencia perfecta de Kaká. El encuentro ante el Ajax también sirvió para ver el debut de Altipton y la decepción de Granero, que sigue viendo los partidos desde el banquillo o la grada, sin tener las oportunidades que tienen sus compañeros.

También te puede interesar:   ¿Nabaldián renunciará a la Davis?