Un estudio singular

nba.jpg

Dos universitarios junto a su profesor han realizado un estudio muy peculiar, puesto que han decidido ver unos 3.600 partidos de la NBA para llegar a una conclusión más que curiosa, entre otras cosas aseguran que durante los play-off los árbitros benefician al equipo que va por debajo, esto significa que benefician a la empresa que les paga y por supuesto al espectáculo.

Durante los grandes partidos los árbitros toman alguna que otra decisión rara, pero esto va en función del equipo que va por debajo en el marcador global, a veces también en la pista, para así conseguir que todo esté más igualado y el público se diviertan más, de esta manera ayudan a conseguir remontadas, mientras que por otro lado los resultados son más previsibles.

Aunque lo más increíble de todo es como tres personas se pueden ver esa cantidad de partidos en seis años para llegar a esta conclusión, está claro que son apasionados del baloncesto NBA, pero sinceramente creo que se aburren en exceso.

Ir arriba