El papel pintado ofrece muchas opciones diferentes para conseguir un ambiente atractivo, divertido y creativo en la habitación de los más pequeños de la casa.

La habitación de los más pequeños es un mural en blanco donde poder desplegar toda nuestra imaginación. Si en el resto de dormitorios somos más cuidadosos a la hora de elegir pinturas y colores, en la de los pequeños, parece que tenemos vía libre a la hora de decorar.

La decoración de la habitación infantil debe ser algo especial y divertido pero también, es importante, que ayude a que el niño se sienta a gusto y haya un ambiente muy acogedor. Hasta hace poco esto se conseguía con la ayuda de una buena pintura. Se pueden mezclar colores para sacar el que más nos guste y es fácil de cambiar. Pero en los últimos años ha vuelto a aparecer una tendencia que ya se encontraba en la casa de las abuelas. Tal vez esta era la razón por la que no se utilizaba, porque parecía un retroceso en la decoración. Pero, ahora, vuelve a ser tendencia. ¿De qué estamos hablando? Del uso del papel pintado.

Porqué usar papel pintado en la habitación infantil

El papel pintado es un recurso que ya se usaba hace mucho tiempo y que conseguía dar a la casa una decoración especial. Esta herramienta se puede utilizar en cualquier estancia gracias a la cantidad de motivos y colores distintos en los que se puede encontrar.

Los diferentes estilos decorativos tienen espacio para poder colocar un bonito papel pintado en la pared. Y si hablamos del lugar donde los más pequeños de la casa pasan el tiempo descansando y jugando, como es su habitación, se encontrarán muchos modelos diferentes que se pueden adaptar a la personalidad del niño.

El papel pintado es muy sencillo de utilizar y se puede dar un cambio completo a la decoración con solo cambiarlo. Todo tipo de colores, motivos y efectos se pueden encontrar entre sus opciones para que se adapten al estilo que tienes en la mente. Con el papel pintado siempre acertarás.

Además, comprarlo es muy sencillo gracias al uso de Internet. Seguro que puede encontrar el papel pintado online que se ajuste a los parámetros que necesitas para crear una habitación infantil de ensueño para tus hijos.

También te puede interesar:   Spa fijo de exterior, un paraíso en tu hogar

Formas de usar el papel pintado

Para decorar una habitación infantil con papel pintado se puede usar de diferentes formas. Se puede empapelar todo el dormitorio o escoger solo una pared para colocarlo. Esta es una buena manera de destacar una zona de la habitación.

Por ejemplo, colocar un papel pintado con llamativos dibujos de caballos o con un color fuerte y alegre para designar el lugar donde se colocará la zona de juegos. En cuanto pongas el papel en la pared podrás ver el cambio que hay en la decoración.

Colocar papel pintado solo en una de las paredes tiene ventajas. Primero, menos trabajo porque solo se pone en un espacio. Y segundo, no te cansarás rápidamente de verlo. En especial cuando es un papel con dibujos o colores fuertes puede terminar por cansar la vista, pero si se coloca en una sola pared será un toque visual llamativo que servirá como división de espacios y no sentirás que haya que cambiarlo rápidamente.

La imaginación es el límite, y el gusto del niño

Con el papel pintado infantil se pueden conseguir ambientes muy atractivos y que despierten la imaginación de los peques de la casa.

A la hora de escoger la decoración del dormitorio hay que pensar un poco en el pequeño. ¿Le gustan los caballos o el circo? Entonces buscar un papel pintado que tenga motivos relacionados puede hacer que el niño se siente muy bien en su dormitorio.

Con un bonito mural con dibujos podrás ayudar a que tu hijo saque su vena más creativa. En este caso, hay algunos papeles pintados que permiten que el niño pueda dibujar o colorear sobre ellos. Ellos se divierten y tu no te preocuparás porque estén pintando la pared.

Es bueno que se le pregunte al peque lo que le gustaría. Si se le incluye dentro de la toma de decisiones la habitación se convertirá en su lugar preferido porque habrá contribuído a decorarla. Además, por algo es su cuarto ¿no? Tomarle en cuenta también ayudará a que, igual que ha decorado el cuarto, también debe mantenerlo organizado.

También te puede interesar:   Nuevo catálogo de Ikea 2018: Llena tu salón de momentos

Papel pintado para una habitación infantil pequeña

El gran problema al que nos enfrentamos hoy a la hora de decorar es que las habitaciones no tienen demasiados metros.

A veces los dormitorios son pequeños y hay que tenerlo en cuenta para no crear, con la decoración, una sensación de agobio. Aunque esto no es fácil se puede conseguir aplicando algunos pequeños consejos a la hora de decorarlo.

Para que la habitación de tu hijo no de sensación de poco espacio puedes usar un papel pintado en tonos claros o cálidos que ayuden a esparcir la luz y provoque una sensación acogedora. Si se quiere colocar un papel con motivos divertidos para los niños, es mejor, usar solo una pared. De lo contrario se podría conseguir ese efecto de falta de espacio que se quiere evitar.

Una tendencia que se está generalizando y que puede ser una opción muy viable en este caso es colocar el papel pintado haciendo de cabecero de la cama. Creará un efecto de profundidad y no hará que te canses pronto de él. Además, si la cama de tu hijo no tiene cabecero se puede crear la sensación de uno con un papel pintado adecuado. Por ejemplo, elige uno con motivos de lamas de madera que crearán la impresión de un cabecero de estas características.

Como se puede observar, se puede utilizar el papel pintado de muchas y variadas maneras para conseguir, no solo espacios increíbles, bien decorados y divertidos para los pequeños, también, dormitorios con sensación de amplitud. Simplemente hay que aprender como usar el papel pintado de la manera correcta.

Papel pintado, la opción ideal para la habitación infantil

El papel pintado es una opción estupenda para crear distintos ambientes, divertidos y creativos. Incluso, aunque haya poco espacio con el papel pintado adecuado se puede conseguir la sensación contraria a la vez que se crea un espacio agradable y acogedor.