Los sujeta – libros de Cartier son una excelente opción de decoración, practicidad y elegancia, fusionadas en dos diminutas parteras, colocadas en posición contrapuesta.

Las panteras parecen mirar desafiantes desde una base blanca, al acecho de quien desee acercarse a la biblioteca.

Las mismas se denominan Pantére y están confeccionadas en cristal, perfectamente moldeado y adaptado.

La colección nació allí por dos mil ocho, por ello, los pocos ejemplares que se hallan a la venta, poseen un precio elevado, como ocurre cuando un objeto de lujo se convierte en una pieza de colección. Si a esto le sumamos que originalmente se fabricaron solamente treinta unidades, pues dejo a criterio del lector la magnitud de esta oferta.

La elegancia y distinción del diseño es innegable, es más, salta a simple vista. A su vez, las mismas proponen una solución práctica y elegante, pero debemos convenir que no es para colocar en cualquier biblioteca, pues el diseño reclama cierto sustento de glamour.

Se recomienda para aquellas bibliotecas lujosas, donde la pieza pueda reposar junto a libros de extremada belleza y adaptada a una arquitectura detallista, rica en efectos visuales y preferentemente, en base blanca.

Una verdadera oda al buen gusto y a la exclusividad, que con el paso de los años va adquiriendo una distinción nueva y merecida: la de pieza de colección. Por ello, no es extraño encontrarnos con ofertas a precios alocados, y a su vez, ofertas de esta talla, con vendedores que se resisten a soltar su Pantére.

Ambas posturas son comprensibles.

 

También te puede interesar:   ¡Go Charge Anywhere!