Sugerencias para viajar sola por el mundo

“Dejad que vuestro espíritu aventurero os empuje a seguir adelante y descubrir el mundo que os rodea, con sus rarezas y sus maravillas. Descubrirlo será amarlo” Kahlil Gibran  (1.883-1.931) poeta, novelista y ensayista libanés.

Viajar es la gran pasión de muchas personas. Ahora que nos encontramos en el ecuador de la época estival, son muchas las mujeres que se plantearán viajar solas. Una serie de dudas les hace vacilar, la simple idea de realizarlo en soledad incomoda y despierta cierto miedo.  Por este motivo, se me ha ocurrido escribir sobre este tema para exponer mis experiencias y sugerencias:”Los viajes en soledad nos ayudan a ser felices por nosotras mismas, potencian nuestra autoestima y confianza”. Cada año aumenta el número de mujeres que emprenden un viaje sin compañía. Hay que ser, sobre todo, un poco camaleónica, empezando por desprenderse de ese miedo infundado.

Imagino que, todas estamos de acuerdo, es un momento decisivo, un día surge la idea: ¿Sería capaz de viajar sola?. Sola es un adjetivo que asusta y, casi siempre, provoca incertidumbre. Si tratas de hacerlo sola, es decir, si es una mujer la que toma la iniciativa de irse sin más compañía, esta decisión genera un sinfín de inquietudes entre las personas que la rodean: las que se quedan aquí y las que te encuentras por el camino. Lo cierto es que, lo confirmo por los años transcurridos desde tomé tal decisión, siempre hay un antes y un después de viajar sola. He logrado cumplir “mi sueño”, o lo que es lo mismo, he conseguido el reto propuesto.“¿Qué es viajar sola? ¿Cambiar de lugar? No. Cambiar de ilusiones y de prejuicios” Anatole France (1.844-1.924) escritor francés.

Hasta hace, aproximadamente unos 30 años, las mujeres viajeras eran “bichos raros”. Hoy en día,  reconozco que la sociedad, sobre todo la nuestra, sigue sin estar preparada para ello. Aún así, cada año el número de guías editadas para mujeres viajeras – absolutamente solas – ocupa un espacio importante. Entre las escritoras aventureras, tuve la oportunidad de conocer a  Margarita Youcenar (1.903-1.987), a través de su lectura descubrí lo que significa VIAJAR, el punto de encuentro con otras personas y culturas, el conocimiento de su entorno y el incesante y provechoso aprendizaje. Tiene una frase que define sus inquietudes: ¿Quién puede ser tan insensato como para morir sin haber dado, por lo menos, una vuelta a su celda?

Concretamente, en estas fechas es cuando “descanso plácidamente” y  decido los futuros desplazamientos. Estudio el recorrido con minuciosidad, probablemente, sufra modificaciones de acuerdo con lo que vaya surgiendo. Ahí está el quid  de la aventura que inicio desde que salgo de casa. Me gratifica tener la oportunidad de disfrutar, aún más, e intento experimentar esa sensación placera cuando la adrenalina comienza a invadirme:” No busco el riesgo en vano, no me interesa esa aventura, busco lo que me enriquezca en los viajes”. Cristina Morató (1.931) periodista y escritora.

No hemos de olvidar nunca que, cualquier viaje es en sí mismo un regalo. La mayoría de las mujeres que apostamos por viajar en soledad buscamos precisamente eso: crecer y madurar emocionalmente. Más que nada porque estar solas, pase lo que pase, “nos tenemos a nosotras mismas”. Es una de las revelaciones más liberadoras que he podido experimentar, aunque existen personas que no comprenden esta preferencia.

Al principio, me resultó un poco difícil, sobre todo por que me gusta charlar, desde entonces entablo un monólogo en voz alta  para sentirme acompañada. Por otra parte, el tiempo es mi gran aliado, poco a poco empiezo a conectar con lo que soy, con lo que he ido acumulando en mi interior. Durante estas giras en soledad suelo “vomitar” los estados de ánimos escondidos por las distracciones cotidianas: reflexiono, analizo y medito. Al vaciarme, vuelvo a casa como nueva. Creo que viajar es la mejor forma de comprender el mundo en que vivimos, además de enriquecer el espíritu nos ayuda a relativizar nuestros problemas del día a día, incluso podemos aprender a ser felices por nosotras mismas. Este valioso aprendizaje nos resulta útil para emprender nuestro verdadero viaje que, siempre, comienza cuando volvemos:”Qué importante es en la vida no necesariamente ser fuerte, pero sí sentirte fuerte, midiéndote a ti mismo al menos una vez para saber de lo que eres capaz” Christopher McCandless (1.968-1.992) un viajero solitario.

El hecho de considerarme una mujer viajera, que no turista, me ha hecho cambiar los conceptos que tenía sobre lo que me rodeaba, ahora los contemplo desde otras perspectivas. Como objetivos logrados hasta ahora: he aprendido a ser más tolerante, generosa y, sobre todo, el placer de compartir con mis semejantes, incluso, observo a mi país con otra mirada diferente.

Aparte de los consejos que se reflejan en las guías especializadas, las mujeres viajeras somos un recetario de sugerencias para otras que están dispuestas a emprender ese viaje al que no se atreven afrontar en solitario. En realidad, lo más valioso es la experiencia que se adquiere, y de ella vas aprendiendo, para confeccionar tu propio abecedario. El primer y más repetido, además de efectivo, es el que dice:”Dónde fueres, haz lo que vieres”, un refrán de los más antiguos, que es de gran utilidad a cualquier viajera y lo reiteramos hasta la saciedad allá donde nos encontremos. No importa si el destino elegido es un país culturalmente parecido al propio o estás en las antípodas. Además de  tolerancia, flexibilidad, sensibilidad, ser positivista y mucha sensatez. Todo es mucho más fácil si tu mente es abierta a todo cuanto acontezca bajo el concepto del respeto.

De “donde fuere…” añade un sensato “el nivel de dificultad del viaje tiene que ser asequible y es diferente para cada uno”. ¿Y si son mujeres solas?. Sin intención de que vuestra idea concebida se vea afectada, hay que ser consecuentes y responsables de que viajar sola supone aprender a tomar decisiones por ti misma, enfrentarse a situaciones, quizá, anómalas en la vida cotidiana, para ello cuentas con la comprensión, la tolerancia, la humildad, el amor; en definitiva, ejercer las bases fundamentales en el comportamiento humano. No temáis a enfrentaros a la dificultad de los idiomas, existe el más universal, los gestos, la mímica. Resumiendo todo esto: intenta entregar lo mejor de ti, te aseguro que recibirás más de lo que puedes imaginar.

Y por último, hay que darse tiempo para digerir lo que está ocurriendo durante el viaje y, sobre todo, hacer caso a la intuición:”También en la cabeza hay fronteras. El código del viajero es la soledad tanto como la libertad”. Charles Nicholl (1.950) historiador británico.

Algunos de mis consejos prácticos: Es importante preparar un equipaje básico de acuerdo con la previa información meteorológica. Un  buen mapa y la imprescindible guía – ya estudiada – Calzado cómodo, vestir con decoro respetando las costumbres de cada lugar, sobre todo si son países musulmanes.  Llevar siempre en la mochila un fulard para cubrirse la cabeza o los hombros. Documentación en regla. Esos “pequeños objetos inservibles” que todas las mujeres solemos llevar en la bolsa y, que alguna vez son útiles. Medicamentos primordiales y una cámara fotográfica o video para perpetuar esos momentos mágicos. Evitar las salidas nocturnas sin previo conocimiento de los riesgos que puedes estar expuesta.

Con toda sinceridad, os confieso que nunca he tenido problemas por el mero hecho de ser una mujer viajera. Ni siquiera me lo he planteado, quizá alguna vez que, inesperadamente, ha surgido  algún incidente sin trascendencia, que por cierto, no hay que tomárselo por la tremenda, siempre cuentas con la   complicidad y la ayuda que te brindan  las mujeres del lugar.

Ahora, en Sevilla, mi tierra a la que tanto amo,  con las bendiciones de mi ángel protector por haber regresado tantas veces de viajes tan lejanos, soy consciente de que no puedo experimentar la misma intensidad aquí como en una gira, todo es diferente. Sin embargo, gozo plenamente de la dicha y el amor de estar al lado de  mi marido e hija, compartiendo juntos e ilusionados futuros periplos. De ellos recibo toda la fuerza y el apoyo para afrontar las nuevas aventuras.

 ¡MUJER, ATRÉVETE!

 

  • Isabel Mallén

    Me encanta este post, muy acertado por el contenido y por la época. Tus consejos ten experimentados son muy importantes, yo los pondría en negrita para no cometer tantos errores como cometemos a la hora de afrontar un viaje.
    Y sobre todo, aprender a vivir esa soledad en compañia por las conexiones que se crean con las gentes de diferentes lugares y razas.

    Un abrazo.

  • Elisa I. Mellado

    Amiga, agradezco tu comentario, tomo nota y he puesto en negrita la frase de los consejos. Ya me conoces, sólo he puesto unos poquitos. Besitos.

  • Marissa Tamayo

    Querida Elisa, en verdad yo me atreví a viajar sola desde hace mucho. Mi primer viaje “grande” fue de mochilera por Bolivia,Brasil,Paraguay, Argentina y Chile. No porque lo hubiera planeado así, sino porque la amiga que iba a acompañarme desistió a último minuto. Eso no me detuvo para partir. Te diré que me pasó de todo, casi llego a parar en la cárcel en Bolivia y en Paraguay hubo un intento de violación. Con eso aprendí algo, en Sudamérica no vuelvo a viajar sola. Hay muchos peligros para una mujer sola. Pero felizmente salí bien librada de todo y al final del viaje me sentí más fuerte y segura de mí misma. También pienso que tengo un ángel guardián que me protegió.

  • Elisa I. Mellado

    Gracias Marissa por tu comentario, también es instructivo aunque las experiencias que te ocurrieron son muy fuertes. Yo viajo sola desde hace 7 años. De la parte sudamericana, hice un recorrido sola por el Cono Sur, entré por Santiago, Chile, bajé hasta Ushuaia y salí por Buenos Aires. También tuve un mal comienzo, pero después todo quedó olvidado. Ahora suelo viajar por países de Oriente Medio. Intentaré ir contando mis experiencias por estos lugares. Un abrazo.

  • Diana P. Morales

    Qué bonito post, Elisa. Entran unas ganas tremendas de coger la maleta y salir a la aventura… 🙂

  • Hola, siempre he deseado viajar sola para conocerme mejor a mi misma y se que seria una experiencia increible, pero ahora estoy casada y me temo que nunca podre realizar mi sueño, pues como tu bien has dicho, esto de querer viajar sola suena un poco raro y no es muy normal, al menos en mi familia, podrias darme algun consejo? pues he visto que tu tambien estas casada. Muchas gracias.

    Por cierto, tengo 28 años

  • Elisa I. Mellado

    Gracias Diana me alegra tu visita. Ya se aproxima la nueva temporada… para coger la maleta. Besitos

  • Elisa I. Mellado

    Olga, imagino tus deseos de viajar sola, y más aún con la edad que tienes. No suelo dar consejos, considero es un tema muy personal. En mi caso sólo expuse, razonablemente, a mi familia mi deseo y comprendieron mi decisión y hasta ahora. Gracias por tu comentario.

  • Gracias Elisa, de verdad, trataré de enfocar bien este tema y espero que también me entiendan como lo hicieron contigo, pues pienso que es importante para una persona poder probarse a sí misma, además yo que soy una persona muy espiritual y libre, bueno, ya te contaré como va todo, muchas gracias!!

    Un saludo!!

  • Mayeli

    Hola soy una mujer aventurera, amo viajar. Soy Mexicana, mi primer viaje sola lo acabo de hacer, fue mi tercera vez a Europa pero esta vez completamente sola y para mi gusto FUE EL MEJOR VIAJE DE MI VIDA!
    Tuve la oportunidad de visitar AMsterdam, Brujas, Bruselas, algunas ciudades de Alemania y estuve por toda la Isla de Sicilia en Italia, definitivamente hay que arriesgarse a viajar sola ya que es una busqueda interna y yo quiero repetir dicha experiencia. Creo que si tenemos TEMOR de realizar nuestro viaje vamos a atraer cosas negativas a nuestra vida. Yo soy muy positiva y siempre piensa que a donde quiera que yo voy TODOS me ayudan y son buenas personas. Me siento INVISIBLE ante los ojos de los mal pensados. PRUEBEN ! l
    Dios Bendiga a todas las mujeres viajeras !!!

  • Elisa I. Mellado

    Mi más sincera enhorabuena por haber dado ese gran paso. Has realizado un largo viaje desde tu país, de un continente a otro,al que suelen llamarle “El viejo continente”.Has sido una mujer valerosa y has sabido sortear los obstáculos que hallaste por medio. Eso le llamo experiencias adquiridas para empezar a proyectar otro nuevo viaje. No desanimes en tu propósito de viajar sola, has podido compropbar las ventajas que tiene y las aportaciones a tu vida. Espero continues este camino emprendido. Cordiales saludos.

  • Bueno, a todas las mujeres que se animan a esta aventura las quiero felicitar y ojala tambien yo pueda dar ese paso algun dia!!

    Un abrazo a todas!!!

  • Marissa Tamayo

    Creo que es digno de mencionar en este post el viaje que en este momento está realizando la holandesa Laura Dekker. A sus quince años ha cumplido con el sueño que tenía: está dando la vuelta al mundo en velero, en solitario. Esta niña pienso que es una inspiración para todos, pues está dispuesta a luchar por sus anhelos, no tiene miedo a nada, posee una gran determinación y espíritu de aventura. Cuando anunció que iba a hacer el solitario, se echó encima a la justicia holandesa y a las instancias de protección a los menores, le hicieron la vida imposible durante un año. Al final triunfó y ahora está realizando su sueño, con el apoyo de su padre. Sigan sus aventuras diarias en:
    http://www.elsolitariodelauradekker.blogspot.com

  • Bueno, espero algún día poder tener la fuerza y el coraje para llevar a cabo este sueño sin sentimientos de culpabilidad y sobre todo de tener la valentía de decirlo en casa sin miedo al que pensarán. Porque todo es posible, pero me falta valor, se lo pido a Dios.

  • jaky

    me ncanta viajar, pero tiempo no tengo: trabajo y estudio, pero puedo organizarme , peor lamentablemente no cuento con amistades que me apañen, ya que no tienen e dinero (no saben ahorrar), tienen hijos (que es una excusa que lo hacen ver como tener hijos fuera malo) etc. tengo un poco de temor, tal vez estoy mal, pero… salir sola no ser{a signo de no tener con quien.
    tal vez estoy errada pero es el sentiemiento que tengo ahora. y me apena un poco

  • Elisa I. Mellado

    jaki, si eres libre y sin compromiso, disfruta de esa libertad. Imaginate por unos momentos que viajas, ¿sabes lo que es disponer de todo el tiempo del mundo, sin tener que estar supeditado a las decisiones de los demás para ir aqui o allí? Puedes hacer lo que quieras y ten la seguirdad de que despertarás admiración tu coraje. Ánimos.

  • MAR (TALLER DE LOS VIERNES)

    SEGURO QUE GRACIAS A TUS CONSEJOS, MÁS DE UNA SE VA A LANZAR A LA AVENTURA. UN BESO. MAR.

  • Eloisa Zapata

    Es algo que tengo pendiente: viajar sola fuera de mi país; incluso dentro ya me parece toda una proeza. No tengo espiritu aventurero y aunque estoy acostumbrada a la soledad, fuera de mi casa no sé como la toleraría. Las limitaciones físicas, propias de la edad, me detiene.Pero es algo que “tengo que hacer” antes de que sea demasiado tarde. Gracias Eli. Un abrazo Eloísa