Sitges 2010: Cuarta jornada. Protagonismo para el ausente John Carpenter

En un Festival tan importante como Sitges, a rebosar de artistas y VIP’s del mundo del cine, no es nada habitual que el protagonismo se lo lleve una personalidad ausente, pero el día de hoy es una justificada excepción. ¿El motivo? El estreno en exclusiva deThe Ward,  la nueva película del maestro del terror John Carpenter 10 años después de su último trabajo y pocos meses antes de estrenar también My Soul to Take. Se ha puesto las pilas, buena señal.

Sitges 2010: Cuarta jornada. Protagonismo para el ausente John Carpenter 13

Colas de varias horas bajo la lluvia, carreras por un buen asiento y el Auditori lleno para The Ward es una película clásica de terror y suspense, no precisamente brillante, pero suficientemente efectiva como para celebrar que haya vuelto a coger una cámara. A falta de Carpenter, el testimonio lo ha cogido Mick Garris, a quien se le ha entregado el premio honorífico Máquina del Tiempo por su dilatada trayectoria.

No obstante, como cada día, no ha faltado la traca de flashes y el protagonismo mediático para una película española. Secuestrados, de Miguel Ángel Vivas, se ha estrenado en Sitges con una película vibrante en la que unos encapuchados secuestran a una familia en su propia casa y, evidentemente, el asunto se descontrola.  La acogida del público ha sido dispar, pero lo cierto es que se ha generado una intensa tensión colectiva en la sala, tal y como se pretendía, así que en estos términos ha sido un rotundo éxito.

Sitges 2010: Cuarta jornada. Protagonismo para el ausente John Carpenter 14

Yo creo que se debe valorar más por la ambiciosa realización del film que por la calidad del contenido. La historia de Secuestrados no es nada que no hayamos visto en Funny Games o en Los Extraños, por ejemplo. Es previsible y no sorprende, pero me parece loable el estilo que demuestra Miguel Ángel Vivas con esta agobiante película compuesta por larguísimos planos secuencia, montajes paralelos a doble pantalla y una banda sonora muy bien conseguida.

Sitges 2010: Cuarta jornada. Protagonismo para el ausente John Carpenter 15

Con todo, el día de hoy ha sido bastante raro, en parte por el día gris y lluvioso, en parte por la extravagancia de algunas de las películas que se han proyectado en los diferentes cines de Sitges. Con retrasos horarios, por cierto.

En primer lugar, como novedad destacada de esta edición del Festival, tenemos la llegada del 3D. Una llegada con muy mala pata, que demuestra una vez más que el 3D no sólo no aporta absolutamente nada, sino que además resta cualidades a las películas.

Los tresdestrenos de hoy son Amphibious 3D y Hybrid 3D, la primera una infame película sin nada más que algún efecto bueno, aunque sin superar el anuncio en 3D de gas natural que han pasado justo antes, lo que ya lo dice todo de la película. Imaginaos si es mala, que todavía no entiendo porque se titula “Amphibious” si el monstruo gigante (que tampoco lo es tanto) es UN MALDITO ESCORPIÓN. Un maldito escorpión MARINO. Si [email protected], la serie Z llega al Festival. Los “afortunados” que vayan al pase de Hybrid 3D hoy por la noche espero que lo pasen mejor con la historia que protagoniza un coche asesino, que e no pinta mal, pero tampoco lo pintaba un monstruo gigante y mira.

Además, ¿para qué queremos un coche asesino si tenemos el neumático asesino? Exacto, el neumático asesino: se trata de Rubber, la producción francesa de Quentin Dupieux que ya causó furor en Cannes, como mínimo se ganará el título de película simpática de esta edición de Sitges. Con la apología del sinsentido como bandera, Rubber es una divertida película que gira entorno a un neumático asesino que hace de las suyas.

Sitges 2010: Cuarta jornada. Protagonismo para el ausente John Carpenter 16

Lo que la hace especial, no obstante, es la presencia de público dentro de la pantalla que enlaza los que estamos en platea con lo que ocurre dentro de la película. La magia de Rubber es caer juntos en un espiral de absurdidad, disfrutar y reírnos con un film sin pretensiones que interactúa activamente con el público. Toda una experiencia.

Finalmente, la otra chaladura del día es la finlandesa Rare Exports: A Christmas Tale. Un cuento asombrosamente freak, transgresor en cuanto al género pero con una ejecución meritoria en cada uno de los ámbitos en los que se mueve. Es una película original e irreverente, igual que su director, que a la hora de presentar la película en vez de hacer un discurso ha dicho textualmente “no me gusta estar en el escenario, así que sólo diré…feliz navidad”. Y se ha largado para dar paso a esta curiosa y, sobretodo, inteligente (muy inteligente) película.

Sitges 2010: Cuarta jornada. Protagonismo para el ausente John Carpenter 17

Mañana más.

Ir arriba