Cuando hablamos de lujo en la cocina lo normal es pensar en neveras de última generación, hornos que se limpian solos, cuberterias de plata o, como mucho, vajillas de cristal de bohemia. Pero el lujo en la cocina no se reduce únicamente a los electrodomésticos o los tenedores, una auténtica cocina de lujo amplia su exclusividad hasta el último detalle.

Por este motivo la empresa alemana Fissler nos brinda la posibilidad de equipar nuestra cocina con la que probablemente sea la cacerola más cara y exclusiva creada hasta el momento. Este espectacular complemento de cocina está diseñado con dos brillantes asas de oro y 200 diamantes repartidos alrededor de las doradas empuñaduras. Cabe destacar que las dos libras de oro que se utilizan para formar las empuñaduras laterales y de la tapa hacen que el peso de esta exclusiva cacerola sea un poco más elevado que el de sus pobres hermanas de metal y plástico.

Pero la exclusividad no sale barata, y esta olla no iba a ser una excepción. Si queremos que nuestra cocina destaque por encima de todas las demás en cuanto a diseño y lujo deberemos desembolsar 100.000 libras (o lo que es lo mismo, casi 114.000 euros). Después de pagar semejante cantidad, ¿alguien se atreverá a meterla en el fuego?

También te puede interesar:   Contador no quiere quedarse en Astana ni por todo el oro del mundo