Ahora que se acerca el verano, son muchas las personas que empiezan su particular operación bikini para lucir tipito durante las vacaciones. Entre todas las actividades deportivas que se pueden realizar para estar en forma, en los últimos años una ha destacado sobre el resto. Estamos hablando del running, una disciplina que cada vez cuenta con más adeptos.

Según un estudio reciente, son casi 12 millones de españoles los que se decantan por esta disciplina. Las principales razones son que es posible practicarla tanto en solitario como acompañado, que resulta relativamente económica, y que puede llevarse a cabo en cualquier momento del día (es fácil adaptarla a los horarios personales), y que es posible disfrutarla al aire libre.

Ellos prefieren el running y ellas el gimnasio

Además del running, el fitness, el tenis, los deportea acuáticos y el pádel, también son muy demandados. Si nos centramos en el sexo, ellos prefieren el running, mientras que ellas se inclinan por el gimnasio, con un 12% de diferencia respecto a sus compañeros varones.
Curiosamente y aunque el gimnasio es la segunda opción que cuenta con más adeptos, el 78% de los encuestados prefiere practicar ejercicio en el exterior. Hacerlo, además, conlleva un mayor gasto calórico, y supone una liberación superior de endorfinas (el cuerpo debe adaptarse al relieve y los cambios climáticos, y se activa la vitamina D).

El perfil del deportista

¿Pero quiénes hacen más deporte? Según el estudio de Acierto, los hombres de entre 40 a 50 años son los más activos; y los menores de 20 los menos exigentes. También se aprecian matices en función del género: ellos dedican más tiempo a cada sesión de actividad física y son ligeramente más activos; pero también se cuidan menos. Y ellas tienen más en cuenta otros factores como la alimentación: hasta el 65% de las mujeres ha hecho dieta alguna vez, frente al 52% de los varones.

También te puede interesar:   ¿Zapatillas listas para correr? ¡Apúntate a #yasoyrunner!

En el caso de las comunidades autónomas, la Rioja es la comunidad más deportista, seguida de Asturias y Andalucía. En el lado opuesto están Baleares, Murcia y Castilla La Mancha. No obstante estos perfiles comentados y aunque los españoles son los europeos que más se cuidan, aún queda mucho por hacer. Y es que hasta 17 millones de españoles admiten ser sedentarios, y un 7% más, no hacer nada de ejercicio. Los mayores constituyen un grupo destacable, pues solo el 54% de las personas que superan los 65 años mantiene unos hábitos de vida saludables.

En definitiva una tesitura preocupante que se traduce (entre otros) en un sobrepeso que afecta al 60% de la población y un problema del que todavía no somos demasiado conscientes. De hecho, el 80% de los obesos ignora que lo es (según la SEEDO). Las excusas más frecuentes para no cuidarse son las cargas familiares y laborales.
Por fortuna, la popularización de wearables deportivos y el arraigo de apps de monitorización ha provocado que muchos usuarios sean más conscientes de su situación. De hecho y tal y como comenta Carlos Brüggemann, cofundador de Acierto.com, “son cada vez más las aseguradoras de salud que están incluyendo estos sistemas para premiar a aquellos clientes más activos”. ¿El motivo? Que, a la larga, una persona sana supone un gasto menor. Asimismo, emplear estas herramientas conlleva otra clase de beneficios, pues son muchas las que permiten competir con otros usuarios, medir los progresos y motivarse, ser conscientes de los propios límites, e incluso pueden servir para detectar distintas anomalías.