Robos y golpes, las mayores preocupaciones a la hora de aparcar el coche en la calle

Dejar aparcado nuestro vehículo en la calle, siempre nos deja la incertidumbre de si le pueda pasar algo, ya sea un golpe, robo o cualquier otra cosa. Ahora, una encuesta realizada por el portal Parkimeter, nos revela las mayores preocupaciones de los españoles a la hora de aparcar en la calle.

Robos y golpes, las mayores preocupaciones a la hora de aparcar el coche en la calle 3

Los robos la mayor preocupación

Según los datos, la principal preocupación está relacionada con el robo del vehículo o con el robo en su interior. Según datos, de los 128.000 robos sufridos el pasado año, casi el 25% se llevaron a cabo durante los meses de verano.

Los golpes

En segundo lugar, preocupa mucho los golpes que sufre el vehículo aparcado en la calle. Así lo han detallado el 77% de los conductores consultados por la plataforma de reservas de aparcamiento. Ya sea por golpes de otros vehículos al aparcar o por vandalismo (roturas de ventanas, arañazos en la pintura, rotura de retrovisores…).

Durante los meses de verano, los partes por terceros a los seguros aumentan hasta un 50%. Son muchos los conductores que después del verano se ven obligados a llevar su coche a pintar o reparar por culpa de este tipo de daños sufridos en vacaciones.

Después del robo, este tipo de daños es el que más preocupa a los conductores que viajan con coche durante las vacaciones y por lo que priorizan la búsqueda de aparcamiento para evitar dejarlo en la calle.

Desgaste del vehículo por el calor

Especialmente preocupa el desgaste de los neumáticos y de la pintura debido a las altas temperaturas y la proximidad al mar, concretamente la arena y el salitre. El 45% de los conductores remarcan esta preocupación a la hora de aparcar su vehículo en la calle en verano.

También te puede interesar:   Disfruta de tus contradicciones con el nuevo Audi A3 Adrenalin

Exponer al vehículo al calor intenso hace que determinados elementos del coche como los neumáticos puedan aumentar y disminuir su presión sin apenas darse cuenta el conductor lo que puede provocar que se deformen las ruedas.

Por otro lado, en verano el calor también afecta directamente a la pintura de una manera negativa. En el interior del coche, cualquier elemento que esté fabricado con plástico, como los embellecedores del salpicadero y otros materiales pueden sufrir por las altas temperaturas que llega a alcanzar por dentro el coche.

Excrementos de pájaros

Por último, en la encuesta realizada por Parkimeter, destaca que el 12% de los conductores revela como una de sus preocupaciones los excrementos de pájaros y el daño que esto provoca en la pintura de su vehículo.

Los excrementos de las aves contienen ácidos que dañan el barniz externo del coche, y con el tiempo puede llegar a la pintura. En caso de dejar varios días el excremento de pájaro en la pintura, puede quedar una impresión permanente que requiere un tratamiento especializado para eliminarla.

Artículo anteriorZapatos que serán tendencia a lo largo de la próxima temporada Otoño/Invierno
Artículo siguienteTendencias en moda masculina de la mano de Silbon