Temática y estilo

Varios libros han nacido de cartas o reflexiones personales y La casa de los espíritus y Paula son dos buenos ejemplos. El humor forma parte de su prosa, ya sean obras periodísticas o literarias. Sus libros llevan tras de sí una fuerte reflexión y base histórica, pero después de unos cuantos libros de este estilo, decidió acercarse al público más joven con la obra La Ciudad de las bestias, un libro donde plasma su imaginación de una manera más libre. Su obra ha sido clasificada en el movimiento literario Post-Boom o Novísima literatura, es decir, una literatura realista, una prosa sencilla donde lo que importa es la historia, la cultura local y los personajes.

Su obra clave

Destacaré dos obras muy diferentes. De un lado La casa de los espíritus (1982), una historia mágica, que comienza y termina con la misma frase: “Barrabás lega a la familia por vía marítima”. Personalmente, me gusta esta obra, ya que está formada por anotaciones de tres personajes de la misma familia: Esteban, Clara y Alba. Por eso el punto de vista del narrador varía con frecuencia y sin avisar. Además añade una trama sobrenatural, que le da un toque mágico. Se comenta que la autora la comenzó como una carta a su abuelo, cuando éste estaba muriendo y terminó como una de las novelas clásicas de la literatura latinoamericana.

En segundo lugar también me gusta la obra Retrato en sepia (2000), una novela biográfica, histórica y romántica. Esta obra es una buena muestra del sentido del humor de la autora, de la ironía e incluso del cinismo. La novela trata la Guerra del Pacífico con descripciones muy duras y realistas, que tienen el objetivo último de mostrar el carácter pacifista de la autora y el absurdo de cualquier guerra.

También te puede interesar:   Rebel Rebel: Entrevista a Roberta Marrero, Artista (I)

fuente: Isabel Allende